03 mayo, 2011

La unión de las almazaras por 'decreto'

La próxima orden de subvenciones se orienta a la concentración de las cooperativas mediante fusiones o plataformas de comercialización

La Junta ha dado un giro de 180 grados a su política de apoyo a las almazaras. Se acabó el dinero para acometer proyectos de modernización y de ampliación. A partir de la próxima orden de industrialización -cuyo plazo de solicitud se abrirá en abril del año que viene- los fondos se emplearán fundamentalmente para promover la fusión de las cooperativas. La administración autonómica, consciente del absoluto fracaso que ha supuesto el plan de ayudas puesto en marcha para favorecer la integración de la oferta, ha decidido cortar por lo sano. Quien quiera subvenciones tendrá que pasar por el aro. Y es que, según comentó ayer la consejera Clara Aguilera, urge la adopción de decisiones «inmediatas y a corto plazo» para que el sector olivarero supere una crisis de precios que se prolonga ya durante tres años y que deja fuera del umbral de la rentabilidad al 70 por ciento de las explotaciones. Clara Aguilera también habló de otras medidas. A saber. La Ley del Olivar de Andalucía, que continúa su tramitación parlamentaria -se encuentra en fase de presentación de enmiendas-, y la puesta en marcha de un grupo de trabajo compuesto por el Gobierno, responsables de las comunidades autónomas y representantes de la Interprofesional del Aceite de Oliva, que se reunirá por primera vez el 20 de mayo.
Pero si trascendencia tiene el fondo de la cuestión, es decir la reorientación de los incentivos hacia la concentración de los productores, no tiene menos relevancia la forma en la que se llevó a cabo el anuncio. Clara Aguilera dio la noticia sentada, codo con codo, con el que será uno de los principales perjudicados por esta nueva 'filosofía' de la Junta, un señor llamado Genaro Pieralisi, a la sazón presidente del principal fábrica de tecnología para producir aceite de oliva. Ocurrió en el transcurso de la inauguración de las instalaciones que Pieralisi ha construido en el parque científico Geolit (Mengíbar), una situación realmente embarazosa don Genaro resolvió con grandes dosis de ironía y con el anhelo de que sus clientes mantuvieran el nivel de inversión en maquinaria pese a no contar ya con el importante respaldo de lo público.
Fue la 'anécdota' de una jornada de suma importancia para Geolit, que necesita de compañías que tiren del carro como Pieralisi, una multinacional italiana que extiende sus tentáculo allí donde haya una plantación de olivos. Pues imagínense cuál es la implantación de esta firma en Jaén, que genera uno de cada cuatro litros de aceite que se distribuyen y consumen en el mundo. Pieralisi dispone a partir de ahora de una plataforma que prestará servicios para Andalucía, Extremadura, Portugal y Norte de África. Además llevará a cabo importantes proyectos de I+D. El consejero de Pieralisi en España, Giacomo Latenza, indicó que se investigará, por ejemplo, en la centrifugación vertical sin aporte de agua. También se trabajará en la mejora de la molienda y de las batidoras. Otras actuaciones serán la optimización del ahorro de energía, el aprovechamiento de los subproductos y residuos, el envasado y la trazabilidad. «Se trata de dar respuestas a las necesidades del mercado con la perspectiva de cuatro o cinco años», agregó.
Así es la planta de Jaén
El centro de Pieralisi se localiza en parcela dieciséis de Geolit. Ocupa una superficie de 10.000 metros cuadrados. El edificio, distribuido en áreas de administración, I+D, zonas de producción, almacenamiento, comercialización y mantenimiento, dispone de modernos equipamientos como placas solares para el agua caliente sanitaria. El presupuesto de ejecución material ha sido de 5,5 millones de euros, de los cuales 700.000 corresponden a un préstamo reintegrable concedido por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio -en el marco del Activa Jaén-. Tendrá actividad ya a principios de mayo con el objetivo de afrontar la campaña de revisión de todas las plantas de molturación tras la recolección de la aceituna.
Fuente:ideal.es