19 enero, 2021

Receta de Aceitunas de Autor calentitas para los rigores del invierno


Las aceitunas son unas aliadas a tener en cuenta para reconfortar nuestro
cuerpo también en los días de frío  

 Gracias a su versatilidad, combinan con cualquier ingrediente, desde la tapa hasta el postre, en frío o en caliente  

 Un referente de nuestra cocina, Diego Gallegos, plantean sendas reinvenciones invernales de las Aceitunas de España


Son la mejor opción para disfrutar en una terraza soleada, pero también para protagonizar los platos más contundentes que el cuerpo nos demanda cuando llegan los rigores del invierno. Las Aceitunas de España son uno de los elementos más versátiles con los que podemos confeccionar nuestra despensa. Esta característica hace que encajen a la perfección en cualquier receta y con todo tipo de productos, desde un aperitivo veraniego a un reconfortante plato invernal. Fondo de despensa mediterránea Las Aceitunas de Mesa de España tienen todo lo necesario para ocupar un lugar preferente en las despensas de nuestro país. El consumidor tiene, a la hora de elegir, un horizonte infinito de posibilidades. Desde decenas de variedades, entre las que destacan, por su implantación en toda nuestra geografía, las Manzanilla, Gordal, Hojiblanca, Cacereña, Aloreña, Verdial, Arbequina, Morona, Empeltre, Mollar, hasta las más variopintas presentaciones Nota de Prensa (enteras, deshuesadas, rodajas, rellenas, aliñadas...). Diferentes formas de apostar por un producto que nos permite tener todo lo bueno de la Dieta Mediterránea conservado durante meses sin necesidad de frío. Un buen fondo de despensa aceitunero es el preludio tanto de refrescantes propuestas veraniegas como de reconfortantes guisos invernales. Entre estos últimos, destacan las Aceitunas de Autor de Diego Gallegos. Ha contribuido a la reinvención gastronómica de las aceitunas con recetas en caliente. La mejor opción para disfrutar cuando el frío arrecia. 

Aceituna Gordal frita rellena de morcilla, by Diego Gallegos 

Ingredientes 

5 uds. aceituna Gordal deshuesada 

200 g morcilla de cebolla 

2 dientes de ajo 

100 ml. nata 30% materia grasa 

50 ml. aceite de oliva 

1 huevo 

300 g panko

13 enero, 2021

INTERACEITUNA invertirá 7,4 millones de euros para acercar las bondades de la aceituna europea a los consumidores estadounidenses


 “Europe at your table with Olives from Spain”, el nuevo plan de promoción e información (2021-2023) puesto en marcha por INTERACEITUNA en un mercado tan relevante como Estados Unidos, dará continuidad a la exitosa iniciativa “Have and Olive Day with Olives from Spain”

La UE cofinancia el 80% de la inversión de la campaña que se convierte en el cuarto programa europeo logrado por la Interprofesional de la Aceituna de Mesa, un verdadero hito para el sector


El ambicioso plan de promoción europeo presentado por INTERACEITUNA (la Organización Interprofesional de la Aceituna de Mesa) a la convocatoria de programas de la UE de este 2020 ha sido aprobado por la Comisión Europea.
“Europe at your table with Olives from Spain” (eslogan del programa trienal) que pone en marcha Interaceituna en un mercado tan relevante como Estados Unidos, uno de los países del mundo que más aceitunas consume, nace como continuidad al exitoso “Have an Olive Day with Olives from Spain”, una estrategia global finalizada en febrero de 2020 que superó todas las expectativas y contó con el popular chef Jose Andrés como embajador de la campaña.
Un total de 129 propuestas se han presentado a estas ayudas de carácter europeo, de las cuales solo un 33% ha pasado el corte. En concreto seis de estas candidaturas incluían específicamente acciones relacionadas con la aceituna y tres de ellas han obtenido la aprobación de la UE. Frente a propuestas provenientes de países competidores como Italia y Grecia, el proyecto de INTERACEITUNA ha obtenido la mayor dotación económica y una de las puntuaciones totales más elevadas, con 92 puntos sobre 100. Los objetivos que persigue esta histórica iniciativa son incrementar el nivel de conocimiento de las bondades de los productos agrícolas; informar sobre los beneficios de consumir aceitunas de mesa europeas; defender la competitividad de la aceituna de mesa europea en un mercado tan importante como el estadounidense y poner en valor el modelo de producción europeo en un momento donde el consumidor demanda información más extensa y detallada sobre los alimentos.

-  Dilatada experiencia en programas europeos y campañas de promoción Desde el año 2007, INTERACEITUNA viene ejecutando actividades de promoción genéricas en más de una docena de países, con una inversión total realizada hasta la fecha de 30 millones de euros aproximadamente. Este hecho asegura el buen desempeño de un plan de promoción y es una clara garantía para la Comisión Europea. Durante estos años,  INTERACEITUNA ha desarrollado campañas de promoción de la aceituna de mesa en países como Rusia, Polonia, Australia, México, Ucrania, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Reino Unido, Francia, EE.UU., India y Canadá, además de España.


La gestión de estas campañas genéricas de promoción ha sido posible gracias al esfuerzo del sector español de la aceituna de mesa y a la colaboración de diferentes organismos públicos de ámbito internacional, europeo, nacional y regional. En este contexto, INTERACEITUNA ha gestionado y coordinado campañas de promoción genéricas cofinanciadas por la UE como los planes de promoción de la aceituna de mesa para España, Francia y Reino Unido (2013-2016) y Estados Unidos (2017-2019). Además, desde el 1 de junio de 2020 se ha iniciado un nuevo plan de acciones de promoción en dos mercados tan relevantes y estratégicos para el sector como India y Canadá, con el objetivo de consolidar la internacionalización de este producto emblema de la dieta mediterránea.
Asimismo, tras el análisis de las propuestas recibidas, los responsables de la Organización Interprofesional de la Aceituna de Mesa vuelven a confiar en la agencia Tactics Europe para la ejecución de este nuevo programa europeo de promoción, que será la encargada de gestionar la campaña en el mercado estadounidense y desarrollar las acciones de comunicación.

Sobre INTERACEITUNA
INTERACEITUNA es la Organización Interprofesional de Aceituna de Mesa reconocida por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que agrupa a todas las organizaciones que representan al sector, tales como ASAJA, ASEMESA, COAG, Cooperativas Agroalimentarias y UPA. Fue creada para implementar diferentes programas y actividades de interés general, difundir el conocimiento de la aceituna de mesa española y realizar programas de investigación y desarrollo relacionados con las técnicas de producción.
Fuente:NP


23 diciembre, 2020

La campaña de promoción Olive Oil World Tour se despide a lo grande estas Navidades, con acciones espectaculares en Madrid, Nueva York, Tokio o Miami


Estas acciones sirven de broche de oro a una iniciativa global de promoción lanzada en 2018 con el apoyo de la Unión Europea y destinada a conquistar a millones de nuevos consumidores en Europa, América y Asia 

 En España, la campaña Olive Oil World Tour se puede ver en algunas localizaciones emblemáticas de Madrid, como los cines Callao y Capitol o la red de Metro, así como en 28 centros comerciales 

 En EE.UU., los míticos taxis de Nueva York muestran ya los mensajes de campaña a millones de potenciales consumidores. De igual forma, siete pantallas gigantes desplegadas en el “American Eagle” de Times Square proyectan la imagen de este saludable alimento mediterráneo. En Miami, se han vinilado barcos y los famosos coches de alquiler conocidos como “U-Ride” 

 En Tokio, las creatividades de campaña ocupan 5 pantallas gigantes del cruce de Shibuya, así como las terminales más concurridas de los aeropuertos de Hong-Kong, Pekín, Bangkok, Singapur o Macao

Nuestros Aceites de Oliva serán protagonistas de excepción en varias ciudades del mundo estas Navidades, gracias a las acciones divulgativas programadas por Aceites de Oliva de España para cerrar por todo lo alto su campaña más ambiciosa, la Olive Oil World Tour, iniciada en 2018 con apoyo de la Unión Europea, para impulsar el conocimiento del producto y su comercialización en Europa, EEUU y Asia.

De esta forma, por lo que respecta a nuestro país, se han vinilado vagones de la línea 6 (circular) del Metro de Madrid, una de las de mayor tráfico de pasajeros de la capital de España, promocionado los Aceites de Oliva. En 2019 registró más de 111 millones de pasajeros. Además, la campaña está presente en las espectaculares pantallas de los emblemáticos cines madrileños Callao y Capitol, junto a la Gran Vía madrileña, una de las zonas más concurridas de la ciudad en Navidades. 
Al mismo tiempo, unos 28 centros comerciales de la Comunidad de Madrid exhiben este mes de diciembre, coincidiendo con la época en la que se disparan las compras, pantallas para divulgar las excelencias de los Aceites de Oliva, entre ellos La Gavia, Parquesur, La Vaguada o Plenilunio. Eso no significa que se hayan abandonado los grandes centros de distribución de pasajeros en Europa. Así, en

las próximas semanas, los circuitos de publicidad de los aeropuertos de Heathrow (Londres), Bruselas, Palma de Mallorca, Ibiza, Ámsterdam y Málaga, acogen las creatividades de la campaña, al igual que las estaciones de ferrocarril de Bruselas, Berlín y Frankfurt. Y, al otro lado del Atlántico, mucho
más...En Nueva York, siete pantallas gigantes desplegadas en el edificio de “American Eagle” de Times Square proyectan la imagen de los Aceites de Oliva ante millones de personas hasta el 27 de diciembre mientras que los míticos taxis amarillos de la Gran Manzana (140 en total) difunden hasta el 10 de enero, con llamativos reclamos, los valores del saludable ingrediente entre los neoyorquinos. 

En Miami se ha recurrido a barcos itinerantes que surcan playas y canales para promocionar el ingrediente estrella de la Dieta Mediterránea, que también está presente en la carrocería de los conocidos coches eléctricos de alquiler conocidos como “U-Ride”. Sin olvidar tampoco los circuitos de publicidad en los aeropuertos de Chicago, Miami, JFK en Nueva York y Los Ángeles. Asimismo, las creatividades también están presentes en la estación de ferrocarril de Los Ángeles y el Oculus de Nueva York. Y, en la otra punta del mundo, aún más.... 
También la campaña destinada a Asia aprovecha estas fechas para dar un último empujón a las acciones promocionales. 
En Japón, se ha elegido el cruce de Shibuya, uno de los lugares más concurridos del mundo, para proyectar los mensajes de campaña en sus cinco pantallas gigantes. En China, nuestra publicidad se puede contemplar en más de 200 pantallas de los aeropuertos de Pekín, Shanghái y Hong-Kong y lasterminales de jet privados de Macao, Bangkok y Singapur.

Todas estas acciones coinciden además con un momento en el que los consumidores están buscando sus regalos de Navidad. El aceite de oliva virgen extra se postula como el regalo perfecto, nutritivo, delicioso y con el plus de cuidar la salud. Tres años de un programa “histórico” para el sector 

La iniciativa “Join the European healthy lifestyle with Olive Oils from Spain. Olive Oil Makes a Tastier World” (2018-2021), cofinanciada por la UE, se puso en marcha a principios de 2018 y ha impulsado actividades de divulgación en mercados estratégicos para el sector tanto de Europa (España, Alemania, Reino Unido, Bélgica y Países Bajos), como de EEUU y de Asia (China, Japón y Taiwán). Así, el Olive Oil World Tour se ha desarrollado en ciudades como Londres, Frankfurt, Bruselas, Ámsterdam, Madrid, Nueva York, Miami, Tokio, Chicago, Shanghái, Los Ángeles, San Francisco, Taipéi...
Fuente:np

17 diciembre, 2020

El sector del Aceite de Oliva muestra su frontal oposición a la calificación que el sistema Nutri-Score





Expertos en nutrición consideran que calificar al aceite de oliva virgen extra con una “C” es un sinsentido que perpetúa la imagen de que todas las grasas son “malas”, algo que la ciencia ya desterró hace décadas

Médicos y nutricionistas exigen que se deje de medir a todas las grasas por el mismo rasero, ya que los aceites de oliva no son precisamente los causantes de la epidemia de obesidad que padecen las sociedades avanzadas
El sector aboga por una normativa armonizada a nivel europeo, con unas recomendaciones que reflejen las bondades de los aceites de oliva para una alimentación saludable

Una parte importante de la comunidad científica en España asiste con perplejidad al debate que se ha generado en torno a la propuesta para adoptar el sistema Nutri-Score de etiquetado frontal desarrollado en Francia. En especial, en cómo ese sistema cataloga las bondades nutricionales de los aceites de oliva, otorgándoles la calificación “C”, 
donde “A” corresponde a los alimentos con mejor calidad nutricional 
y “E” para los que suspenden en este baremo. 
O sea, está justo en el medio. 

Una categoría que comparte con otros dos aceites vegetales, el de colza y el de nuez. El resto de grasas son relegadas a los escalones más bajos del Nutri-Score. “Resulta confuso para la población”, asegura Paula Crespo, coordinadora del Grado de Nutrición y Dietética de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. “El sistema Nutri-Score, que en los estudios científicos ha demostrado ser una herramienta muy útil para el consumidor, no debería dar lugar a dudas con un alimento como el aceite de oliva, del que un adulto español puede consumir al día apenas tres cucharadas soperas. Un sistema que trata de informar sobre los alimentos más o menos buenos, dentro de cada categoría, debería contar con la misma escala a la hora de medir, asignando la categoría “A” a los mejores aceites con los que puede alimentarse el ser humano. No olvidemos que para una correcta alimentación se recomienda que la ingesta del 30% de la energía proceda de grasas de buena calidad, como la que encontramos en el aceite de oliva y otros alimentos, que ayudan a la absorción de vitaminas liposolubles y son precursores de hormonas claves de nuestro metabolismo. Si algo hemos aprendido en estas últimas décadas, es que los aceites de oliva no son precisamente los causantes de la epidemia de obesidad que padecemos en el mundo desarrollado. Es más, estamos viendo como en España y otros países mediterráneos, el abandono del patrón de alimentario de la dieta mediterránea podría ser el germen de los problemas de salud en una parte importante de la sociedad”.

Médicos que llevan décadas trabajando en la relación entre alimentación y salud en nuestro país ven en este debate la vuelta a un viejo fantasma que ya parecía olvidado, el de la demonización de las grasas. Es el caso de Fernando López Segura, investigador del IMIBIC (Instituto Maimónides de Investigación Biomédica) e internista en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba: “Primero, la práctica médica sajona acusó a los aceites de oliva de aumentar las tasas de colesterol en sangre. Y luego, en los años 80 del pasado siglo, se pasó a demonizar cualquier grasa en la dieta. Y ya hemos visto lo que ha pasado en estos últimos 40 años. La diabetes, junto a las enfermedades cardiovasculares, han multiplicado su incidencia en las sociedades que, supuestamente, mejor comían del planeta. No es de extrañar que ahora todos (especialmente los médicos norteamericanos) tomen como modelo la dieta mediterránea. Ahora, más que nunca, sabemos que no todas las grasas son iguales. Otorgar una “C” a los aceites de oliva es menospreciar su aportación a una dieta sana y equilibrada”.

Por su parte el sector, agrupado en la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, no se resigna a ver como el sistema denigra nuestro alimento, asegura Pedro Barato, presidente de la Organización: “¿Qué va a pensar el consumidor de un alimento, los aceites de oliva, que obtiene peor calificación que otros alimentos a los que se denominan comida basura? Podemos llegar a generar una enorme confusión. Por esa razón, nosotros, como sector, abogamos por una regulación europea de los sistemas de información al consumidor. Un único modelo, basado en principios científicos sólidos. Lo que no es de recibo es que convivan cuatro, cinco o seis sistemas distintos en Europa”. De hecho, la Unión Europea trabaja en un proyecto sobre etiquetado nutricional en la parte delantera del envase (FOPNL) que trataría de armonizar la información que recibe el consumidor. Porque, como destaca el presidente, de la Interprofesional, siempre es positivo que el consumidor tenga herramientas que le ayuden a comer mejor: “Pero, para ello debemos presentar escenarios realistas sobre qué come un español y cómo lo hace. Y un español consume de media menos de tres cucharas de aceites de oliva al día. ¿Creen que, con esas cantidades, estamos generando un problema de obesidad en nuestra sociedad? O, por el contrario, ¿son un factor positivo de prevención de enfermedades como la diabetes o los accidentes cardiovasculares? Tenemos que dejar de hablar ya del dichoso algoritmo, que trata de hacer equilibrios imposibles entre los requerimientos de todas las partes y dejar hablar a la ciencia”.
Fuente:Nota d Prensa

14 diciembre, 2020

El último disparate de Nutriscore: puntúa igual el aceite de oliva virgen extra que el de colza


La sectorial de las denominaciones de origen del aceite de oliva virgen en España denuncia la implantación de "un etiquetado nutricional incompleto"



El sistema de etiquetado Nutriscore nació como la herramienta salvadora que haría por fin que el consumidor se enterara de si el producto que adquiría en el supermercado era sano o no, sin tener que recurrir a etiquetas difíciles de comprender.
Sin embargo, ya desde sus inicios apuntó maneras, cuando por un error difícil de explicar calificó el aceite de oliva -uno de los alimentos más saludables de la dieta mediterránea- con una peor nota que la CocaCola zero, un refresco con edulcorantes, aunque el error se subsanó posteriormente.
Tras ese primer episodio, Nutriscore ha crecido en su implantación, todavía voluntaria, y algunos estudios científicos lo han apoyado como buen sistema de calificación de salubridad de los alimentos. Pero la polémica no ha dejado de perseguir al sistema. Si se estrenó con la metedura de pata del aceite de oliva y la CocaCola Zero, este año se ha coronado con otras tres polémicas, la última hace apenas unos días. En agosto, nada más y nada menos que la Red Europea del Corazón exigía que se revisara el algoritmo de Nutriscore antes de adoptarlo como sistema de etiquetado común obligatorio porque "no contribuía a la prevención de enfermedades cardiovasculares".
En septiembre, nos desayunábamos -nunca mejor dicho- con una sorprendente calificación de B (la segunda mejor) a unos cereales de chocolate cargados de azúcar; la presencia de proteínas y fibra en el producto engañó al algoritmo, que pensó que esos ingredientes compensaban casi 25 gramos de azúcar por cada 100.
Aunque el creador de NutriScore reconoció que esa era una de las lagunas que habían detectado y prometió penalizar más en un futuro los azúcares añadidos, la realidad es que productos similares siguen teniendo la misma calificación.
La última polémica viene de la mano de la sectorial nacional que agrupa a las denominaciones de origen del aceite oliva virgen de España, que la semana pasada mostraron su rechazo rotundo a la implantación del sistema Nutriscore para el aceite
de oliva al, según ellos, "constatarse que esto supondría admitir en el etiquetado una información nutricional incompleta, tendenciosa y, por lo tanto, falsa, no sólo para el consumidor español sino también para el europeo". La sectorial denuncia que "el actual método de clasificación equipara el aceite de oliva virgen, virgen extra y oliva, entre otros, a los aceites de colza y no tiene en cuenta las más que demostradas propiedades saludables y beneficiosas para la salud del aceite de oliva".
La verdad es que la C otorgada por Nutriscore al aceite de oliva virgen extra, más allá de las comparaciones con otros tipos de aceite, no deja en muy buen lugar a una de las grasas más saludables que hay, como ha reconocido la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.
"Este sistema de Nutri Score, impulsado desde Francia, persigue clarificar qué alimentos son más o menos saludables mediante un sistema semafórico de cinco registros, que van desde el verde (el más saludable) al rojo (el menos saludable), que sitúa, hoy por hoy, al aceite de oliva al mismo nivel que el aceite de semilla pese a que los aceites de oliva virgen y virgen extra ya tienen una calificación de máximo nivel otorgada por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria por su papel en la prevención de enfermedades coronarias, antiinflamatorias y determinadas tipologías de cáncer, entre muchas otras", denuncia la asociación en un comunicado.
Fuente:elespañol.com