03 diciembre, 2021

LA COMUNICACIÓN, LA ASIGNATURA PENDIENTE DEL ACEITE DE OLIVA

  • “Perspectivas de la categoría de los aceites de oliva desde la distribución, producción y envasado” fue el lema de una de las actividades previas a la World Olive Oil Exhibition en la que se dieron cita expertos oleícolas. 
  • Educar al consumidor, crear marca, llegar a los mercados internacionales fueron algunos de los temas que se trataron durante el debate.


En su afán de seguir promocionando el aceite de oliva y como antesala a la World Olive Oil Exhibition que se celebrará el 8 y 9 de marzo de 2022 en el recinto de IFEMA Madrid, se acaba de celebrar la segunda mesa de debate que reunió a expertos oleícolas bajo el lema “Perspectivas de la categoría de los aceites de oliva, desde la distribución, producción y envasado”. Convocados por Juan Vilar, consultor estratégico y asesor de la WOOE, se dieron cita cinco expertos del sector oleícola, además de Juan Vilar, consultor estratégico y José Luis Murcia, CEO y director ejecutivo de la WOOE.
Como experto en producción alimentaria y distribución, Carlos Tejedor abrió el debate poniendo sobre la mesa que, hace unos años, junto con la leche y el detergente “el aceite era una de las grandes ofertas de los supermercados, llegando a ir con márgenes negativos lo que hacía que el producto se banalizara”. Sin embargo, esa situación ha cambiado, tal y como afirmó Antonio Serrano, Area Director de MAEVA: “Hoy en día los mejores aceites que se pueden encontrar en los lineales son las marcas privadas de la gran distribución, que están consiguiendo producir un producto de calidad que hace que haya una mayor sofisticación, una explosión de varietales, de primeras cosechas…” A lo que Jorge Pena, CEO de Innoliva contestó que todavía “hay que seguir aportando valor al sector”. Y añadió: “Tenemos una sobrerregulación y una seguridad jurídica que es una barrera para el consumo. Vivimos en una burbuja y lo que pensamos en el sector oleícola está muy alejado del ciudadano de a pie. No sabemos comunicar”.
En este mismo sentido Clara Parejas, Market Manager del Grupo Oléicola Jaén, apuntó: “El crear marca no es crear la mía. Tenemos que ser capaces de crear la marca aceite de oliva y saber comunicar sobre el producto en sí y toda la cultura que hay alrededor del mismo: paisaje, origen, agricultura… Cuánto más nos involucremos en esto, mejor para todos y será la única forma de continuar con la cadena de valor y poder seguir haciendo marca”. El gran reto: fomar al consumidor
Sergio Miranda, experto en Distribución y Desarrollo de Proyectos from Scratch comparó al sector del aceite de oliva con el del vino hace 20 años “antes en las casas había cosecheros y ahora, gracias a la evolución que tuvo dicho sector, en todas las casas hay un vino de cierta calidad o, al menos, hay algo más que el tinto para mezclar con gaseosa. Y en el aceite tiene que pasar lo mismo”. Consciente de que el producto es bueno y no necesita añadidos, para Carlos Tejedor, a la hora de comunicar es fundamental “entrar en el componente de los intangibles, España tiene 32 Denominaciones de Origen y cada una tiene su idiosincrasia, valores, matices y eso hay que reflejarlo y que le llegue al consumidor.” “Hay que comunicar todo, tener un mayor portfolio, un mejor packaging, mejorar la experiencia de compra, etc”, apuntó Clara Parejas. Durante el debate, quedó claro que uno de los grandes problemas del sector del aceite de oliva es llegar de una forma más directa y comprensible al consumidor. “Estamos empecinados en que el consumidor sabe nuestro lenguaje, cuando el problema es nuestro que no sabemos entender lo que ellos quieren y dárselo”, comentó Juan Pena. “Efectivamente, el ciudadano no sabe las diferencias entre un aceite de oliva, uno virgen y otro virgen extra, y ahí es donde tenemos que poner el foco porque, aunque el consumidor es soberano, tiene que saber qué opciones tiene y si no está formado, no sirve de nada”, apuntó Clara Parejas.
Para Jorge Pena, el hecho de generar momentos de consumo en España es “fantástico, sin embargo, yo apostaría por ser más ambiciosos. Si por persona y año se consumen a nivel mundial 25 kilos de grasa y de esas, el 0’5 es de aceite de oliva hay que llegar a que sea un kilo. Y si en Estados Unidos consumen un litro al año, hay que llegar a que consuman dos”. Y añadió: “Tenemos que poner la vista a largo plazo, no fijarnos en nosotros mismos, sino a nivel global. El producto es bueno y, con más esfuerzo, lo podemos llegar a conseguir”.
Siguiendo en el mercado mundial Antonio Serrano comentó que, si el “mercado mundial está mayoritariamente copado por aceites refinados, quizá lo que hay que hacer es entrar con los aceites refinados de olivas, que son mucho más saludables que cualquier otro”. Por su parte, Sergio Miranda apostó que para “conquistar mercados, tiene que haber líderes. Al consumidor hay que entenderle, igual que antes en el extranjero había que ser multimillonario para comprar aceite de oliva, y lo entendimos y todo cambió, si hablamos a nivel nacional es el retail el que le toca ahora reinventarse y adaptarse a los nuevos hábitos de consumo”.


Fuente: WOOE La World Olive Oil Exhibition es el encuentro internacional de referencia

06 julio, 2021

Investor Session Olimaker

OLIMAKERS WORLD S.L. inicia su actividad en 2016 con el objetivo de revolucionar la tecnología de obtención del aceite de oliva virgen extra, creando y patentando la primera micro almazara integral de precisión (OLIMAKER).

06 abril, 2021

Beca MOM CULINARY INSTITUTE ¡Últimos días!

 

¿Quieres estudiar RESTAURACIÓN junto a Paco Roncero y formarte con los mejores profesionales de la gastronomía en la más prestigiosa escuela de hostelería de Madrid: MOM CULINARY INSTITUTE?

 ¡Desde Castillo de Canena te ayudan a hacerlo realidad! 

Entregan una beca de 6.500 Euros para que estudies el primer año de alguno de los siguientes 3 títulos oficiales reglados en la Mom Culinary Institute by Paco Roncero & CHA en Madrid durante el Curso 2021/2022: 

• Ciclo Formativo Oficial de Grado Medio: “Técnico en Cocina y Gastronomía” (son 2 Cursos Académicos) 

• Ciclo Formativo Oficial de Grado Superior: “Técnico Superior en Dirección de Cocina” (son 2 Cursos Académicos) 

• Ciclo Formativo Oficial de Grado Superior: “Doble Titulación en Dirección de Cocina y Servicios de Restauración” (son 3 Cursos Académicos) 

 

⏩ Consulta las bases de participación en la web: click aquí.

08 febrero, 2021

Satisfacción en el sector del aceite de oliva ante el cambio de postura del Gobierno de España sobre la clasificación de este alimento en NutriScore


La Interprofesional apoya la decisión del Gobierno de excluir este alimento del sistema de etiquetado nutricional en el frontal del envase hasta que los distintos comités de NutriScore reevalúen su calificación 

Este debe ser un primer paso para que, este o cualquier otro sistema de etiquetado nutricional, valore correctamente la aportación de los aceites de oliva a una dieta equilibrada

 

Es más, este anuncio nos satisface doblemente, ya que apunta a la intención del Gobierno de España de trabajar en la modificación del algoritmo para que el sistema de etiquetado frontal, NutriScore y aquel que finalmente se adopte a nivel europeo, refleje correctamente los beneficios saludables de los aceites de oliva. Porque, desde que se habló por primera vez de esta iniciativa, el sector se ha mostrado a favor de la implantación de un sistema de información que permita al consumidor conocer mejor que alimentos han de estar presentes en una dieta equilibrada. Esto sin duda requiere de la reevaluación de la clasificación que ahora mismo obtienen los aceites de oliva (letra “C” con color amarillo), de manera que una adecuada reevaluación se haga extensiva a todos los países que se han adherido a este sistema. 

Este sería un paso importante para la futura implantación de un etiquetado armonizado en toda la Unión Europea. Porque, no hay que olvidar que casi el 70% de los aceites que comercializa España se exportan a más de 175 países de todo el mundo, especialmente a la Unión Europea, donde los consumidores todavía no conocen suficientemente las bondades del producto. Por esa razón, este cambio es crucial para nuestro sector, como explica el presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Pedro Barato, “En la campaña pasada, vendimos en la Unión Europa casi el 63% de lo que exportamos a todo el mundo. Eso significa que Europa es el primer mercado mundial para los aceites de oliva. Para nosotros es fundamental que cualquier sistema de etiquetado recoja las evidencias científicas que los investigadores han aportado, en las últimas décadas, sobre sus beneficios saludables. Por eso es tan importante que NutriScore reevalúe la “nota” que reciben los aceites de oliva”.

 

04 febrero, 2021

El sector del aceite de oliva alerta al Gobierno de España que el NutriScore minusvalora los beneficios saludables del consumo de aceites de oliva


El sector se muestra muy preocupado por la apreciación que los consumidores pueden tener de un producto calificado como “C”, lejos de alimentos considerados como saludables 

Muchos consumidores puedan limitar su consumo, confundidos por el mensaje equívoco del nuevo etiquetado en consideración

 La Junta Directiva de la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español se ha dirigido al ministro de Consumo, Alberto Garzón, para solicitar, con carácter urgente, una reunión en la que abordar la calificación que da a los aceites de oliva el sistema de etiquetado nutricional voluntario que se pretende implantar en nuestro país. Es más, la carta advierte que los beneficios para la salud de los aceites de oliva “quedan claramente enmascarados en el sistema de etiquetado nutricional voluntario que el Gobierno de España tiene la intención de implantar en nuestro país”.
Asimismo, la misiva cuestiona algunos de los argumentos que ciertos sectores están manejando para defender el NutriScore: “El algoritmo de cálculo se modificó para dar un tratamiento más benigno a los aceites de oliva. No obstante, esa adaptación no ha acabado con el problema. El consumidor verá que a un aceite de oliva virgen extra se le asigna la categoría “C” y el color amarillo. Y ese es un mensaje de “alerta en cuanto al consumo del producto”. Nos tememos que muchos consumidores lo asumirán como una advertencia para limitar su consumo. Y de poco servirá que los expertos subrayen que no se pueden comparar alimentos de distintas categorías que comparten una misma posición en la tabla, ni que la referencia en dicho sistema de etiquetado frontal es en base a 100ml (más del doble de la ingesta media diaria en nuestro país). La percepción final será que el aceite de oliva que compremos tiene la misma puntuación que alimentos que identificamos como incompatibles con una dieta sana”.
Se da así la circunstancia que un etiquetado, nacido para orientar al consumidor sobre cómo lograr una alimentación más saludable, perpetúa clichés que ya creíamos superados sobre las grasas como una amenaza para nuestra salud. El sector exige que cualquier etiquetado de este tipo debe diferenciar claramente lo que es sano de lo que no lo es. Así de claro. Y, sobre todo, teniendo en consideración que ninguna persona abusaría del consumo de aceites de oliva pensando que son milagrosos.
El presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Pedro Barato, advierte que el sector, en ningún caso, se posiciona contra iniciativas que sirvan para informar y educar al consumidor sobre cómo llevar una alimentación sana: “Muy al contrario. Somos conscientes que cualquier recomendación, realizada desde el rigor científico, otorgará un papel fundamental a los aceites de oliva como principal aportación de grasa en una dieta equilibrada. Además, me pregunto, ¿qué mensaje estamos lanzando a los nuevos consumidores de nuestros aceites en el mundo, si nosotros mismos no somos capaces de valorar los beneficios saludables que la ciencia ha descrito en los últimos años? Es un contrasentido”.

 Sobre La Interprofesional del Aceite de Oliva Español 

La Interprofesional, una organización sin ánimo de lucro, agrupa a todas las entidades representativas del sector del aceite de oliva español, que tiene como principal objetivo la promoción del producto en todo el mundo. A través de su marca de promoción, Aceites de Oliva de España, lleva una década desarrollando campañas de promoción para acercar el producto a consumidores de los cinco continentes. Campañas que están trabajando fundamentalmente en la identificación del origen España, como líder indiscutible en calidad y cantidad de aceites de oliva producidos y comercializados.