25 mayo, 2011

Aceite a precio de hace una década

Mientras que los costes se multiplican, el valor del aceite de oliva sigue por los suelos. El óleo se vende a precios idénticos a los de hace una década y se vende, en origen, a una media de 1,79 euros por cada kilogramo. Para ser rentable debería pagarse, al menos, 70 céntimos más caro.

El aceite de oliva sigue a precio de ruina. Mientras que las exportaciones suman cifras históricas y las campañas de promoción insisten en los beneficios de esta grasa vegetal, los agricultores jiennenses ven, sin embargo, cómo el valor el “oro líquido” retrocede constantemente a la vez que los costes de producción se multiplican. Organizaciones como Asaja advirtieron recientemente de que solo los gastos en electricidad supusieron un incremento brutal, y de igual modo los colectivos recuerdan que, frente a la crisis de precios, otro insumo importante —el del carburante— continuó, en los últimos años, en nivel ascendente.
Por otro lado, el aceite se comercializó en origen, esta semana, a 1,79 euros por cada kilo, o dicho de otro modo, prácticamente a un valor idéntico al de hace una década, según los datos aportados por el sistema de información del Poolred. De este modo, el valor del zumo debería subir hasta 70 céntimos por cada 1.000 gramos para que comenzase a ser rentable, de acuerdo con el umbral marcado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Pero además, en estos momentos, el aceite se distribuye a granel más barato que en la media del año pasado (1,82 euros por kilogramo), en 2009 (1,93) o en 2008 (2,36). Si se compara con otros ejercicios, como en 2006, cuando se pagó a 2,96 o en 2005, que se llegó a 3,02 euros, se puede entender que las organizaciones agrarias insistan en pedir unos “precios justos”.
Las cantidades que se operan en el Poolred, en cambio, siguen en incremento, y es que, según cifras recogidas en el Observatorio Económico de la Provincia, en 2010 —con números provisionales— se hicieron compraventas de 305.851 toneladas, 62.641 más que en 2009 y 84.581 que en 2008. En cuanto al valor, en la actualidad solamente “se aleja” el aceite de oliva virgen extra, que sale de las almazaras a una media de 1,95 euros por cada kilogramo, como muestra el Poolred. El virgen se queda “detrás” y se paga a 1,78 mientras que el lampante se compra a 1,64 euros, 15 céntimos más que otros de categoría inferior.
Por: Silvia Ruiz Díaz / JAÉN