07 julio, 2016

La bacteria asesina del olivar infecta el romero y la lavanda

La Unión fija más controles después detectar nuevos brotes en Italia y Francia, mientras que se empieza a sospechar de más plantas ornamentales en Jaén 

La Xylella Fastidiosa es el principal problema de sanidad vegetal de la Unión Europea. Aún no se tiene claro cómo se instaló en los olivares italianos, en los que ha causado un auténtico desastre, ya que las zonas afectadas se tienen que aislar y, prácticamente, dejar morir los cultivos porque esta bacteria se encarga de secar el olivo hasta darle muerte. Se parece mucho a la verticilosis, aunque se transmite a través de los insectos. Afortunadamente, el “mar de olivos” de Jaén sigue sano y salvo. También España, aunque la Unión Europea ha vuelto a actualizar las zonas restringidas después de detectar nuevos brotes.
En Italia, la Xylella fastidiosa está actualmente presente en Lecce y en varios municipios situados en las provincias de Taranto y Brindisi. La cepa identificada es una variante atípica y afecta principalmente al olivo, cultivo en el que está ocasionando graves pérdidas económicas. En Francia, la bacteria se ha detectado en numerosos municipios de la isla de Córcega y en la región Provenza-Alpes-Costa Azul —Departamentos de Alpes y Var—. En este caso, la especie más afectada es “Polygala myrtifolia” (lechera del cabo), arbusto perenne de uso ornamental. Además, se han identificado otras plantas hospedantes de la bacteria que son típicas de la región mediterránea, como la lavanda o el romero. Por eso, los controles no solo vigilan que no lleguen olivos de las zonas afectadas, sino que se mantiene una estrecha vigilancia de plantas de lavanda y de romero que procedan de las zonas afectadas, ya que pueden albergar la bacteria que luego saltaría al olivar.
La Consejería de Agricultura tiene en marcha un plan para controlar las plantas que llegan. Realiza inspecciones en los viveros y ofrece información a los agricultores. Al principio se miraban mucho las plantas ornamentales de café que venían de América. En cambio, ahora se marca un objetivo nuevo: cuidado con el romero y la lavanda si viene de zonas afectadas.


Muy Atentos a la polilla del olivo
Controles. La Red de Alerta e Información Fitosanitaria informa de que la polilla del olivo —el prays— comienza a desaparecer. Después de una incidencia destacada, el calor y la ausencia de humedad condicionan claramente su supervivencia.

Fuente:diariojaen.es