06 mayo, 2016

El mejor olivo monumental de España está en Canet lo Roig

Es el ejemplar de las cuatro patas, de 1.100 años, situado en el paraje de Rajos 

El olivo de las cuatro patas de Canet lo Roig ha sido elegido por la Asociación Española de municipios del Olivo (AEMO) mejor ejemplar monumental de España 2016.
El certamen, que alcanza su décima edición, reconoce la singularidad de este árbol, cuyo tronco parece retorcerse sobre sí mismo y que vegeta en el paraje de Rajos, en el municipio del Baix Maestrat. Tiene 5,70 metros de perímetro de tronco y sus mentores estiman una edad de 1.100 años.
La candidatura fue presentada conjuntamente por su propietario, Xavi Capafons; la gerente de la Mancomunidad Taula del Sénia, Mª Teresa Adell; y la alcaldesa de la localidad, Mª Ángeles Pallarés. De la variedad farga, se asienta en un paisaje único, una inmensa llanura surcada por el paso de numerosos ríos por donde discurría la Vía Augusta romana. Escoltado por más de 200 olivos también monumentales, todos ellos configuran la partida de Rajos, un vergel de árboles centenarios testigos de la historia.
Según el testimonio del abuelo del actual propietario, tras la guerra civil, uno de los guerrilleros que había bajado de “les moles de Xert”, huyendo de la Guardia Civil, se escondió en el interior del tronco hueco de este olivo y de esta forma no fue localizado y logró así volver al monte.
Tiene el número 2.296 en el inventario de olivos milenarios del Territorio del Sénia y el es cuarto que recibe este premio. Los anteriores fueron concedidos en el 2006 al olivo la Farga del Arión, situado en el Museo del Arión, en Ulldecona (Tarragona); en el 2011 al ejemplar denominado Mater, sito en la misma localidad tarraconense; y en el 2014 al que lleva por nombre Olivo de las parejas, que se encuentra en el Museo Pou del Mas, en la Jana.
Coincidiendo con el lanzamiento de última la película de Icíar Bollaín, El olivo, el Consell anunció que activará la ley para proteger los olivos milenarios.
Por:MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ para:elperiodicomediterraneo.com

ADEMÁS:

Guillermo Domeque el fotógrafo de los olivos