28 abril, 2016

Alergólogos de Jaén atienden cada año a 9.000 nuevos pacientes

Más de 150.000 jienenses se ven afectados todos los años por el resurgir de la flor del olivo

El servicio de Alergología del Complejo Hospitalario de Jaén atiende cada año a unos 9.000 nuevos pacientes, además de 33.000 atenciones, de las que alrededor de 24.000 son revisiones en sus consultas externas.
Así lo ha puesto de manifiesto hoy la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, que ha visitado a estos profesionales del hospital público de la ciudad que "vuelve a ofrecer durante esta primavera información diaria sobre los niveles del polen en su página web, lo que supone facilitar unos datos fundamentales para las personas con alergias".
De hecho, según informaciones, más de 150.000 jiennenses se ven afectados todos los años por el resurgir de la flor del olivo, a los que hay que sumarle cada primavera, especialmente en los momentos que los picos de polen es mayor, los "debutantes" y los afectados por otras alergias.
Estos alergólogos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) administran cerca de 14.000 vacunas anuales a pacientes, que suponen una media diaria de 70, entre las que destacan las de polen de olivo y gramíneas, además de ácaro, hongos y las destinadas a las personas alérgicas a determinadas picaduras de insectos.
Entre el 80 y el 90 % de los alérgicos en Jaén lo son al polen del olivo, debido a la gran cantidad de árboles de este tipo existentes en esta provincia.
"La incidencia de las alergias en general crece de forma imparable en todo el mundo", "en la provincia de Jaén es sobre todo al polen del olivo, por el gran número árboles que tenemos", ha señalado Ana Cobo.
La página web del Complejo Hospitalario de Jaén, cuya dirección es www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/chj/, reanudó el pasado 14 de abril la difusión de datos sobre los niveles de polen durante esta primavera en la provincia, gracias a las mediciones cuantificadas y analizadas en su servicio de Alergología, información que se difundirá hasta mediados del próximo mes de junio.
La finalidad de esta prestación es que los pacientes puedan iniciar medidas físicas, como es evitar su contacto con el polen, y farmacológicas, como son la toma de antihistamínicos o inhaladores, que les reporte un mayor control de su patología alérgica y, por tanto, una mejora de su calidad de vida durante estas fechas.
Fuente:ideal.es