13 enero, 2016

Enhorabuena al Consejo Oleícola Internacional



"Hemos llegado al número 100 de este boletín y queremos agradecer la fidelidad a los más de 6.800 suscriptores de esta publicación que inició su andadura en Febrero de 2006. También nuestro agradecimiento a las revistas que permiten dar visibilidad a este boletín y a la actualidad del mercado oleícola como Mercacei, Olimerca, Oleo Revista, Vida Rural, Alcuza, Agricultura, Oleum Xauem, EfeAgro, Olive Oil Times, blog ElOlivar, Agroinformación, Jus d'Olive, OlioOfficina Magazine, Teatro Naturale, Olive Oil Market, Portal Olivícola, entre otras.

En esta edición especial queremos hacer un recordatorio del organismo desde su creación. Fue en 1959 cuando, como consecuencia de la firma del primer Convenio internacional del aceite de oliva por parte de los gobiernos de Bélgica, España, Francia, Grecia, Israel, Libia, Marruecos, Portugal, Reino Unido y Túnez, cuando tuvo lugar la creación de esta organización en Madrid, bajo los auspicios de Naciones Unidas. Han pasado 57 años y será el sexto Convenio internacional 2015 que entrará en vigor el 1 de enero de 2017. El COI podrá continuar con paso firme su misión de acompañamiento de un desarrollo armonioso y duradero del sector oleícola mundial. Este nuevo convenio se destaca de los demás acuerdos entre otras cosas porque facilita la participación de los países importadores y cuenta con un sistema modificado para el cálculo de la distribución de las cuotas de participación que está destinado a alentar a los países consumidores a unirse. Se reafirma el papel del COI como centro mundial de documentación y difusión de información sobre el olivo y sus productos. También presta especial atención a las normas tanto a nivel nacional como internacional en lo relacionado con las características físico-químicas y organolépticas de los aceites de oliva, los aceites de orujo de oliva y las aceitunas de mesa a fin de evitar obstáculos al comercio y garantizar la calidad, tema que merece un punto y aparte por su importancia.

Desde sus comienzos, el COI ha luchado por la mejora de la calidad del aceite de oliva y por la sensibilización del sector y del público en general sobre este tema. Es una pieza fundamental de su misión que cobra renovada fuerza en el marco del nuevo Convenio. En gran medida la calidad es un concepto moderno en continua evolución. Empieza con los cuidados adecuados en el olivar para dar aceitunas sanas. Sigue en la almazara donde hay que molturar los frutos rápidamente y extraer y almacenar el aceite adecuadamente, y después durante su comercialización. Cada eslabón de la cadena juega un papel imprescindible para asegurar la calidad y fortalecer la imagen del aceite de oliva como un producto excelente que no defrauda en todos los sentidos de la palabra. De ahí la importancia que el COI presta a la formación en el campo y en la almazara; la investigación química y sensorial para desvelar todos los secretos de este zumo de fruta así como para impedir la adulteración; los proyectos de investigación y desarrollo para mejorar las prácticas culturales o el impacto medioambiental de la olivicultura o valorizar los sub-productos oleícolas; los cursos y seminarios de marketing y los estudios económicos; los programas de control de calidad en mercados importadores; la promoción y divulgación de la información para que se conozca el producto y se entienda lo que lo diferencia de otras grasas. Hoy en día, sin lugar a dudas, la calidad ha mejorado enormemente y ha pasado a ser una cuestión clave para el desarrollo del sector. Queremos pensar que el COI ha sumado su granito de arena a este esfuerzo"
Sigue.

RECIBELO: Formulario de suscripción al boletín del Consejo Oleícola Internacional