04 noviembre, 2015

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente apadrina un olivo de Teruel

El olivo Félix será uno de los 50 árboles testigo con los que la Asociación para la Recuperación de Olivos Yermos de Oliete evaluará el grado de mejora que el arbolado monumental está experimentando gracias al desarrollo del LIFE+ 'EnArbolar, Grandes Árboles para la Vida' (BIGTREES4LIFE).

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente apadrinará un viejo olivo dedicado a la figura del naturalista. Esta acción la realizará a través de la asociación para la recuperación de estos árboles en Oliete (Teruel). En concreto, la organización, promotora de la iniciativa 'www.apadrinaunolivo.org', ha decidido dedicar su árbol más viejo y emblemático a la figura del citado naturalista. Gracias a la app 'Mi Olivo', los admiradores del naturalista podrán seguir el proceso de recuperación del ejemplar, que tiene cerca de 200 años, y ver fotos periódicas suyas. El olivo Félix será uno de los 50 árboles testigo con los que la Asociación para la Recuperación de Olivos Yermos de Oliete evaluará el grado de mejora que el arbolado monumental está experimentando gracias al desarrollo del LIFE+ 'EnArbolar, Grandes Árboles para la Vida' (BIGTREES4LIFE). Este proyecto de comunicación está cofinanciado por la Unión Europea y el Departamento de Árboles Monumentales de IMELSA de la Diputación de Valencia. Con él se pretende mejorar la conservación de los árboles singulares y los bosques maduros de la Red Natura 2000 y su territorio de influencia. La asociación turolense está integrada por un grupo de jóvenes emprendedores que, desde las nuevas tecnologías, pretende ayudar a la agricultura familiar y al desarrollo rural de áreas muy deprimidas en riesgo de desaparición
gracias a la recuperación del olivar centenario abandonado. Un 70 por ciento del olivar de los pueblos del Bajo Aragón está prácticamente perdido. En un año de trabajo la asociación ha recuperado más de 1.600 olivos gracias al apoyo de 560 padrinos y madrinas, así como a la colaboración de varias empresas como Hojiblanca, Fundación Telefónica, Vidrala o Stihl entre otras. Las labores de recuperación han generado la contratación de dos trabajadores a tiempo completo y otros cinco eventuales, además de incorporar en las labores al centro especial de empleo ATADI (Asociación Turolense de Ayuda a la Discapacidad Intelectual). Con ello están logrando, además de una mejora ambiental y paisajística, reducir la carencia de oportunidades en las áreas rurales. Aún queda mucho trabajo por hacer hasta recuperar los 100.000 olivos centenarios abandonados en Oliete, por lo que desde la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente se anima a apoyar el proyecto haciéndoos padrinos en www.apadrinaunolivo.org.
Sigue:ecoticias.com