24 abril, 2015

Temor por el avance del ´ébola del olivo´

La 'Xylella fastidiosa' es una bacteria de origen americano muy contagiosa que todavía no se ha detectado en Mallorca - Arrasa cultivos frutales de Italia y Francia

El 'ébola del olivo' ya ha llegado a Europa. Está arrasando olivares y campos de almendros del sur de Italia y ha empezado a atacar a los cultivos de frutales leñosos de Francia. Es la Xylella fastidiosa, una bacteria muy contagiosa de origen americano que tiene unos efectos devastadores en olivos, almendros y adelfas. Los agricultores mallorquines no esconden su temor a que esta bacteria pueda llegar a la zona mediterránea y afectar a las 8.100 hectáreas de olivos, 2.075 de ellas de la Denominación de Origen Oli de Mallorca, o a las 24.440 de almendros. Son los cultivos leñosos más importantes y tradicionales de nuestras islas.

En Italia ya se superan las 100.000 hectáreas de cultivos leñosos atacados por esta bacteria, cuya única forma de tratamiento es talar y quemar el arbol. La Xylella fastidiosa se transmite a través de insectos vectores, conocidos como cicadélidos, muy habituales en la cuenca mediterránea, tanto en el olivar como en otros cultivos leñosos. Estos insectos absorben la savia de olivos o almendros infectados y al succionar a otros sanos transmiten la bacteria de forma rapidísima.

Los efectos sobre los árboles son devastadores. Andalucía ha sido la primera comunidad autónoma en alertar del profundo problema que puede crear esta plaga en los millones de hectáreas de olivos que pueblan el sur de España. La Junta de Andalucía ha ordenado extremar los controles en viveros y en la llegada de árboles de fuera de su comunidad. Asimismo, ha enviado una circular a toda España donde alerta de los efectos nocivos de la plaga: "La bacteria invade el xilema de la planta y se multiplica en su interior hasta obstruir el flujo de savia bruta. Los síntomas son de estrés hídrico, decaimiento y marchitez hasta el secado de hojas y ramas que provocan una muerte de toda la planta", relata la circular andaluza. La capacidad de propagación es vertiginosa, ya que los insectos son portadores hasta su muerte, y en pocas semanas plantaciones de varios cientos de hectáreas pueden estar contagiadas.

En Balears todavía no se ha puesto en marcha un control concreto sobre esta bacteria. Se realizan prospecciones en viveros y en la llegada de olivos y otros vegetales de fuera de las islas con el objetivo de detectar árboles enfermos. No obstante, según ha podido saber este periódico, son los controles ordinarios habituales, tomando muestras y estudiando la sintomatología. Hasta el momento no se ha detectado ningún ejemplar infectado, pero los agricultores quieren que la administración pública incremente los controles para conseguir que las islas queden indemnes al 'ébola del olivo'. Este nombre se lo pusieron a la bacteria los productores italianos al ver sus efectos mortíferos sobre olivos y almendros, pese a que el ébola que afecta a los humanos es un virus y no una bacteria.

El único remedio es la quema

Miquel Serra, ingeniero agrónomo de la Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca (APAEMA), indicó: "Se trata de una bacteria capaz de hacer mucho daño a los cultivos. No existe ningún remedio para combatir la Xylella fastidiosa. La única solución es arrancar los árboles y quemarlos para evitar el contagio de los sanos".

APAEMA aglutina una gran cantidad de productores de aceite y de almendros que serían los principales afectados si la bacteria del 'ébola del olivo' llega a la cuenca mediterránea. Por ello, Serra es partidario de tomar medidas de prevención cuanto antes. "Se deben extremar los controles, tanto en viveros como en la llegada de árboles del exterior", aseveró el ingeniero agrónomo.

Sigue:diariodemallorca.es