03 marzo, 2015

Apuran la creación de un fideicomiso para asegurar la cosecha del olivo

Este proceso productivo está condicionado por una eventual demora en la presentación de las líneas de financiamiento. 

El diseño y creación de un fideicomiso de al menos 50 millones de pesos se presentan como la posibilidad para que los productores olivícolas de la provincia aseguren la cosecha 2015, que ya está por entrar en proceso. En esa coyuntura, tensionada por esos dos factores, inician el año de trabajo los productores del sector.

La creación del fideicomiso sería resultante de la rúbrica de un convenio entre el gobierno de la provincia y Bapro Mandatos, en lo que se está trabajando en estos días, y cuyo primer desembolso sería de 26 millones de pesos. Bapro Mandatos es una empresa del Banco Provincia de Buenos Aires especializada en la administración de fideicomisos tanto ordinarios como financieros, con oferta pública o privada.

Con el aval del Estado provincial, la garantía que los productores ofrecerían al fideicomiso sería el mismo producto, es decir, la aceituna de conserva o en aceite de oliva.
Mientras tanto, es inminente el inicio de la cosecha en el Valle Central con el levantamiento de la aceituna de mesa. Esto terminaría a mediados de la semana, lo que daría lugar a la cosecha de la aceituna de aceite.

Este último proceso es el que se vería condicionado por una eventual demora en la presentación de las líneas de financiamiento a través del nuevo fideicomiso, que encontraría a los productores sin posibilidades de costearlo. Es así que se entiende la urgencia en los trámites a fin de pulir la herramienta administrativa que da origen al fondo.

Durante las últimas semanas, los productores olivícolas visitaron y llamaron telefónicamente con insistencia tanto a Casa de Gobierno como a las oficinas del ministerio de Producción,
conducido por Raúl Chico, para seguir de cerca el avance de estas diligencias. La respuesta que obtuvieron es que esta semana, a más tardar, estaría listo el instrumento. Del éxito de estos trabajos depende, en gran medida, que los olivícolas tengan un inicio de año que levante las perspectivas en relación a lo difícil que fue el 2014.

Reunión en Andalgalá
En ese orden, el ministro de Chico se reunió con productores olivícolas del departamento Andalgalá, acompañado por funcionarios de la subsecretaría de Promoción de Inversiones y Evaluación de Proyectos, y el coordinador de Gabinete, Pablo Vargiú, con el objetivo de interiorizarlos sobre la vigencia de la Línea Subsidiada para el financiamiento de gastos de cosecha de aceituna de mesa y la producción aceite de oliva.

El surgimiento de esta herramienta de financiamiento es producto de un trabajo que Chico encaró con los pequeños y medianos productores en noviembre pasado. A partir de una demanda concreta, tienen ahora una disponibilidad de 1.5 millones de pesos para distribuir en líneas de crédito entre productores de Andalgalá, Capayán, Pomán y Tinogasta. Se trata de un fondo subsidiado al 1 por ciento mensual con periodo de gracia de dos meses y un sistema de devolución de otros seis, tanto para productores individuales como para los que se encuentran organizados en cooperativas o asociaciones.

En la reunión se hizo operativa esta línea, explicando las condiciones de acceso al financiamiento y dejando los formularios respectivos, acordando los tiempos para avanzar con la asistencia.
La encargada de brindar los detalles de la operatoria fue la subsecretaria de Promoción de Inversiones, Liliana Álvarez, quien comentó que se trata de una producción total de 600 mil kilos de aceituna que serán financiados para su cosecha o elaboración de aceite y que “la línea responde a las necesidades de pequeños productores olivícolas”.
Fuente:elesquiu.com