09 diciembre, 2014

El aceite de oliva roza ya los tres euros

No se alcanzaban unos precios tan elevados desde febrero de 2013 y la previsión es que sigan subiendo

Muchas de las cosas que suceden en el sector del aceite de oliva, que representa diez de cada cien euros que se mueven en la economía de Jaén, son más que previsibles. Si llueve cuando tiene que llover, bueno. Si no llueve cuando tiene que llover, malo. Y ahora estamos viviendo las consecuencias de este segundo escenario. Escasez de precipitaciones: la producción baja y los precios suben. Así de fácil, así de complicado. Solo faltaba por despejar la incógnita del tiempo. Si los tres euros, por poner el ejemplo de la campaña actual, se alcanzarían antes o después. Y esta vez todo está yendo demasiado rápido. Al menos si echamos la vista atrás dos años y comparamos con lo sucedido en cosecha aún más corta que esta. Entonces hubo que esperar hasta febrero para casi alcanzar los tres euros. Ahora ya estamos en ese escenario. La gran diferencia es que entonces la 'cosa' se quedó ahí, en los tres euros. Y ahora la expectativa es que el producto continúe apreciándose en origen. Según el sistema Pool-Red, ayer el kilogramo de 'oro líquido' se cotizaba en las almazaras y cooperativas a un media de 2,96 euros el kilogramo, muy por encima de ese umbral de 2,20-2,40 euros que marca la rentabilidad para la generalidad de las explotaciones de Jaén y también para la generalidad de las 110.000 familias que tienen los olivos como fuente principal (35%) y secundaria (65%) de renta.
Y es que, a pesar de los mensajes de calma respecto a las garantías de abastecimiento de los mercados, los niveles de demanda se mantienen en unos parámetros similares al curso anterior, cuando se batieron todas las plusmarcas, y sin embargo la oferta se ha rebajado por encima del sesenta por ciento en zonas como Jaén, donde se generan uno de cada cinco litros que se venden en el mundo. Es cierto que, con los datos oficiales que ya hay encima de la mesa, correspondientes a octubre, el consumo nacional se ha reducido en 12.000 toneladas en tasas interanuales, pero también es igual de cierto que las exportaciones se han incrementado en 11.500 toneladas, hasta alcanzar la cifra récord de 90.000 toneladas en el primer mes del ejercicio. El trasiego de cisternas vía Italia es continuo. Quizá haya que pensar ya en cuándo se rebasará la barrera psicológica de los 3,50 euros. Una hipótesis que, tal y como están las cosas, no parece nada descabellada.

Peligros
Pero, mucho cuidado, que esta coyuntura también conlleva una serie de peligros que conviene tener muy en cuenta. El primero y principal es que la gran distribución no tardará mucho tiempo en trasladar esta evaluación del producto a lo que pagan los consumidores. Y la experiencia demuestra que cuando un litro de aceite cuesta más de tres euros en los supermercados, ya hay gente que empieza a mirar hacia otras grasas vegetales. Lo que está por ver es hasta qué punto estos señores son capaces de rebajar sus márgenes comerciales.
Otra segunda lectura es que jamás esos tres euros compensan lo que se deja de ingresar sencillamente porque no hay para vender. Aunque sea a dos euros por kilogramo, como sucedió el año pasado. Sólo en Jaén estamos hablando de 470.000 toneladas menos que, multiplicadas por esos dos euros, son muchos cientos de millones de euros. Los agricultores han hecho estas cuentas muchas veces. Saben perfectamente que siempre les ha sido más rentable el 'más por menos'. Recuérdese aquel refrán que dice 'aceite abundante, buen año por delante'.
Mientras tanto, las tareas de recogida marchan 'viento en popa a toda vela'. Si el tiempo respeta -por lo pronto la Agencia de Meteorología no da posibilidad de agua para esta semana-, las organizaciones agrarias estiman que para la navidad se habrá finiquitado el trabajo en la mayoría de fincas.
Fuente:ideal.es