13 noviembre, 2014

Sectores estratégicos de España reivindican la vuelta a una alimentación más sana para empezar el día

Mostrando Pastilla.JPG
Los expertos advierten que muchos españoles apenas desayunan o lo hacen de manera inadecuada, lo que influye negativamente en el rendimiento diario, algo especialmente preocupante en los niños según el informe Aladino 2013 La iniciativa ha sido impulsada por AEFC, Aeofruse-Almendrave, Asemac, Asozumos, Fenil y la Interprofesional del Aceite de Oliva Español

Comenzar nuestra jornada diaria con un desayuno saludable es fundamental para llevar una vida más sana. Por ello, AEFC, Aeofruse- Almendrave, Asemac, Asozumos, Fenil y la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, representantes de alimentos fundamentales de la Dieta Mediterránea, han puesto en marcha la iniciativa ‘Desayuno Saludable en el Senado’, con el objetivo de reivindicar la importancia de desayunar y hacerlo de una manera apropiada, en un momento en el que muchos españoles no prestan la suficiente atención a la que, sin duda, es la comida más importante del día.
La iniciativa ha sido presidida por el Vicepresidente Primero de la Mesa del Senado, Juan José Lucas, quién recibió a los máximos representantes de las Asociaciones participantes y ha dirigido unas palabras a los invitados y medios de comunicación presentes.
Los senadores y visitantes han podido disfrutar de un desayuno saludable compuesto por: leche y productos lácteos, cereales de desayuno y snacks, zumos de frutas, frutos secos, pan y aceites de oliva virgen extra, todos ellos productos de la Dieta Mediterránea, un patrón alimentario que está siendo adoptado en países de todo el mundo, como el más saludable.
En representación de los sectores ha intervenido Juan Luis Peregrín Díaz, Vicepresidente de Almendrave, quien ha destacado el papel que tienen estos productos en un desayuno saludable, ya que es la base para una buena alimentación diaria, especialmente para los niños y jóvenes. Es importante hacer partícipe a la sociedad de que un buen desayuno redundará en una mejor alimentación y, por ende, una mejor calidad de vida: “Por esa razón nos hemos propuesto, a través de acciones como ésta, concienciar a la sociedad de la necesidad de recuperar el desayuno, la comida más importante del día, la que nos prepara para hacer frente a los esfuerzos físicos y mentales de la jornada”.
Además de la degustación de estos productos, todos los asistentes han recibido información sobre los beneficios nutricionales que aporta un desayuno saludable y las propiedades particulares de cada uno de los productos que han participado en esta iniciativa.

El desayuno debe aportar el 25% de la energía diaria
Según los expertos, el desayuno debe aportar el 25% de la energía necesaria para el desarrollo de nuestra actividad diaria durante toda la jornada, ya que suministra al cerebro y al organismo los nutrientes necesarios para comenzar el día con vitalidad. De esta manera, el perfil de un desayuno saludable debería estar formado por un apartado predominante de hidratos de carbono, un aporte de proteínas y grasas saludables, acompañado de una buena dosis de alimentos con fibra. Por ello, debe contener aceites de oliva, cereales de desayuno, frutas, frutos secos, lácteos, zumos de frutas y pan, ya que cada grupo de alimentos reporta los nutrientes necesarios para afrontar, con unos adecuados niveles de energía y manteniendo una dieta equilibrada, la actividad diaria del resto de la jornada.
Según el estudio Aladino 2013, cuyos resultados completos se publicarán en las próximas semanas, el sobrepeso y la obesidad infantil son un problema para la sociedad y está relacionado, entre otras cosas, con la ausencia de hábito del desayuno. El sobrepeso se presenta más en niñas, con un 24,9% frente al 24,2% de los niños. En cambio, la obesidad afecta más a los chicos (21,4%) que a las chicas (15,5%). Una tendencia que ya se observó en el estudio de 2011.
Expertos en nutrición afirman que un buen desayuno es fundamental para poder disfrutar de una buena salud ya que mejora nuestro estado nutricional, siendo necesario en todas las etapas de la vida, desde los más pequeños hasta los mayores. Un desayuno saludable mejora la calidad de la alimentación, mejora el rendimiento físico e intelectual, así como la capacidad de concentración, especialmente en niños y adolescentes. Además, ayuda al mantenimiento de un peso adecuado; el control del apetito y previene la ansiedad que nos puede llevar a comer en exceso a la hora de la comida.
Fuente:np