20 septiembre, 2012

La Guardia Civil crea 1.500 puntos de control por los robos agrícolas

Asaja advierte de que la subida este año del precio del aceite será un «factor de riesgo»

La campaña de seguridad agrícola por la aceituna ha comenzado ya con unos 1.500 puestos de identificación en la provincia, donde los agentes de la Guardia Civil van a trabajar más de 21.000 horas de vigilancia durante cinco meses, en los que se vigilará tanto el momento de la cosecha, como el transporte y la primera comercialización fraudulenta, así como el robo de aperos. Con tal motivo, ayer se celebró una reunión en la Subdelegación del Gobierno, a la que han asistieron el subdelegado, Juan José Primo Jurado; el delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, Francisco Zurera; representantes de la Benemérita, y de las organizaciones agrarias y guardas de campo.
Al respecto, el subdelegado comentó que «la Guardia Civil anima mucho a la denuncia sobre si se produce algún robo», pero también «anima a que se informe previamente si hay vehículos sospechosos o si hay personas no identificadas que estén merodeando por la zona agrícola». Entretanto, apeló «al sentido cívico de los agricultores para que tomen medidas preventivas», de hecho destacó que se van a repartir trípticos para «prever el daño antes de que se produzca», según Primo Jurado, quien pronosticó que «será una cosecha no tan buena como las anteriores».
Por otra parte, Zurera insistió en «la necesidad» de que los agricultores denuncien, pues, de ello «depende la seguridad en el campo».
Mientras, el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, advirtió sobre los robos que «el factor riesgo se incrementa», porque «un kilo de aceituna vale bastante más que el año pasado, un 50 por ciento más». En este sentido, indicó que volverán a producirse las oleadas de robos de la temporada pasada, por lo que abogó y consideró «preciso» que «las normas legales y el Código Penal tengan los matices que tienen que tener para evitar que se produzcan situaciones como el desprecio a los agentes de seguridad por parte de los delincuentes». Ahora mismo «los ladrones pagan una multa y salen al día siguiente a la calle, eso tiene que cambiar», sentenció

Campaña 2011

En relación a los datos del año pasado, se recogieron 1,6 millones de toneladas de aceituna, de las que fueron sustraídas unas 244. De dicha cantidad se recuperaron 95 toneladas y se imputaron a más de 400 personas.
Desde Asaja se indica que este año, al caer la cosecha de aceituna al 50%, los robos tendrán mayor repercusión para los propietarios.
Fuente:abc.es