21 diciembre, 2011

Las DO de aceite de oliva andaluzas piden más rigor en control de calidad

Las denominaciones de origen de aceite de oliva de Andalucía han considerado este martes que el rigor en los controles de calidad de este producto "debe ser superior", por lo que han instado a las administraciones a desarrollar medidas que redunden en ese objetivo, al tiempo que han defendido el mantenimiento de otras ya existentes como el test en la cata sensorial. Así lo ha indicado a los periodistas José Manuel Bajo, secretario de la Sectorial de Aceite de Oliva Virgen con Denominación de Origen de Andalucía, organismo que agrupa a las trece DO regionales y que este martes ha celebrado una reunión de trabajo en la Diputación de Jaén, en la que uno de los principales asuntos abordados en el encuentro ha sido el de calidad, una materia en la que llevan "mucho tiempo" trabajando. "No pensamos que no haya rigor (en los controles). Creemos que hay rigor, pero que ese rigor debe ser superior", ha declarado Bajo, para quien de lo contrario podrían producirse "dos circunstancias bastante peligrosas" en el futuro: que los productores y almazareros al competir en mercados crean que el producto etiquetado como extra no necesariamente tiene que cumplir las características que marcan, lo que haría que haría caer el nivel de calidad general, así como la banalización del propio mercado por la que el consumidor "pasará factura". Preguntado por la posibilidad de deterioro del aceite de oliva en el transporte o el almacenaje (la Junta descartó, por ejemplo, el pasado agosto un posible fraude en el etiquetado y atribuía la pérdida de calidad a su mala conservación), Bajo ha aclarado que el único defecto que puede aparecer por esas causas "se llama rancidez" y, en cualquier caso, evitarlo "pasa por la fijación de criterios de conservación, de cláusulas contractuales que se pueden regular para que permitan una seguridad jurídica para quien compra y para quien vende. Pero por lo que no pasa es por eliminar el panel test", ha aseverado. En este sentido, ha destacado el mantenimiento de la cata sensorial como uno de los objetivos básicos de las denominaciones andaluzas ante voces ciertas propuestas de autoridades nacionales y comunitarias e, incluso, desde el sector para modificar los controles de calidad de los aceites de oliva vírgenes. Por ello, elevarán una moción al Gobierno español, a la Unión Europea y al Consejo Oleícola Internacional en apoyo de continuar los controles del test en la cata sensorial al entender que en la valoración es fundamental no sólo el análisis físico-químico sino también sensorial que permite demostrar de forma directa la calidad objetiva. Sigue:europapress.es