02 diciembre, 2011

La provincia de Alicante pierde 1.400 hectáreas de olivar desde 2008 por los bajos precios


ASAJA denuncia que los agricultores llevan varios años vendiendo por debajo de los costes de producción


La provincia de Alicante ha perdido 1.400 hectáreas de olivar desde 2008 debido a los bajos precios que se pagan por el aceite. Jóvenes Agricultores (ASAJA) denunció ayer que los agricultores llevan vendiendo por debajo de los costes de producción desde hace varios años, por lo que reclama medidas urgentes para evitar la desaparición del sector del aceite en el conjunto de la Comunidad.
Los agricultores acaban de iniciar la campaña de recogida de aceitunas y, tal y como ya avanzaba este diario, los bajos precios vuelven a poner contra las cuerdas al sector. ASAJA denunciaba ayer que el kilo de oliva se cotiza entre 1,70 y 1,80 euros, lo que supone que están vendiendo por debajo de los costes de producción. Sólo en determinados casos, y cuando la calidad es virgen extra, se están alcanzando los 1,90 euros, cantidad que también impide cubrir los costes. "Si la situación continúa igual, seguiremos viendo cómo se abandonan más campos, lo que provocará la desaparición de nuestro paisaje y aumentará el desempleo y la pobreza en las zonas rurales", destacaba el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.
De hecho, desde 2008 hasta la actualidad han desaparecido 1.400 hectáreas de olivar en la provincia, y el número continúa aumentando. En la misma situación se encuentra Valencia, con 230 hectáreas menos, y Castellón, con 300.
Aniorte manifestaba a este respecto que "la administración es perfectamente consciente de la situación, le trasladamos el problema con frecuencia. Por ello le pedimos que actúe con urgencia y apruebe medidas encaminadas a potenciar la rentabilidad de los agricultores para impedir la pérdida de uno de nuestros productos más excelentes, como es el aceite de oliva, que goza de prestigio en todo el mundo".
Según el dirigente sindical, estas acciones deben ir encaminadas al control de las importaciones. Se establecen cupos que se incumplen sistemáticamente, por lo que debe aumentarse el control en las aduanas. También urgen, añadió, normas europeas que impidan el dumping social. "Carece de sentido que aquí impongan numerosas medidas cobre calidad alimenticia, y que importen frutos en los que se han utilizado productos prohibidos en nuestro país".
Sigue:diarioinformacion.com