19 diciembre, 2011

El sector olivarero ha querido evitar la agitacion en una etapa crucial

El jornal tipo de seis horas y media se sitúa en 48,9 euros para un vareador
El jornal se incrementará apenas un euro para una jornada tipo de seis horas y media, y se sitúa en los 48,90 euros para un vareador-recogedor, que es la categoría que más abunda.
En el acuerdo de última hora alcanzado por los empresarios oleícolas y los representantes de los trabajadores del campo pesó sobre todo el evitar la agitación social en un momento donde Andalucía necesita ir más unida que nunca para defender su sobre anual de ayudas comunitarias cifrado en 1.680 millones, de los más de 800 se los lleva el olivar. "Hemos preferido la paz social para afrontar la reforma de la PAC", admitió Mariano Chinchilla, de la Federación Agroalimentaria de CC OO. "No es un mal acuerdo, se garantiza una subida salarial en tiempos difíciles", apostilló Antonio Marcos, de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag) de UGT.
Desde la patronal también se valoró el acuerdo de última hora. "Favorece la paz social y que no se tenga que esperar desde el 1 de octubre hasta casi la Navidad para negociar los convenios en próximos años; eso agilizará también las recolecciones", dijo Luis Miguel Martínez, de la UPA en Jaén.
Por su parte, Asaja, la organización con más peso empresarial al aportar seis de los 12 representantes en la mesa de negociación, se abundó en ello: "La paz social la vamos a necesitar para acometer la reconversión en el olivar", dijo Luis Carlos Valero, gerente de Asaja en Jaén.
Precisamente, Asaja presentó ayer el balance agrario de 2011 que ha sido el cuarto consecutivo de pérdidas para los productores por la caída de los precios en origen. Las cotizaciones se han estancado a unos niveles de 1,70 euros por kilo de media. "Estas cifras no hacen viable a más del 90% de las explotaciones que ahora pierden dinero al cultivar y que se salvan únicamente por las ayudas", dijo Francisco Molina, secretario general de Asaja-Jaén. La patronal agraria reiteró la necesidad de contar con fondos públicos para acometer una reconversión del olivar que evite su abandono por parte de los agricultores.
Ante la próxima reforma de la PAC, Asaja anticipó una dura batalla entre territorios. "No se pueden transferir fondos a otras comunidades autónomas con una renta familiar más alta", advirtió Molina. En Andalucía, donde la Junta ha hecho un frente común con el sector, se aboga por la subsidiariedad y la autonomía de cada región para adaptar las ayudas a la singularidad de cada territorio y a las orientaciones productivas de sus explotaciones.
Sigue:ideal.es