27 septiembre, 2011

El bajo precio de la aceituna lleva a plantear no recogerla

APAG tacha de "miseria" el precio de la oliva de verdeo, 0,36 euros por kilo. UPA-UCE aboga por la "prudencia" para no perjudicar el precio de la almazara

La campaña aceitunera no ha hecho más que comenzar y ya se pone de manifiesto la difícil situación por la van a atravesar tanto agricultores como cooperativas e industriales. Ayer, la organización agraria APAG Extremadura ASAJA recomendó a los olivareros que no recolecten más aceituna de mesa esta temporada hasta que no se corrijan los bajos precios que se están pagando por ella.

En nota de prensa, su presidente Bibiano Serrano, calificó como una "miseria" los 36 céntimos de media a los que se está pagando el kilo de aceituna de verdeo, un valor que, según fuentes del sector, está al nivel de hace más de diez años. En palabras de Serrano, son "unos precios ridículos que, ni mucho menos, logran cubrir los costes de producción" que, a diferencia del precio del fruto, se elevan año tras año.

El bajo precio del producto se debe a la cantidad de oliva de mesa que hay en stock, unas 409.000 toneladas en todo el país, según Serrano, ya que el año pasado se llegaron a recoger 604.000 toneladas, un récord de producción que provocó amplísimos excedentes para los que no hay salida actualmente en el mercado. Concretamente, en Extremadura se recolectaron 108.774 toneladas, de las que 50.585 no se pudieron comercializar, según datos del mes de julio de la Interprofesional de la Aceitunera de mesa, una cantidad que, para el presidente de APAG Extremadura ASAJA, es "más que suficiente, sin producir ni un kilo más, para abastecer a todo el mercado durante esta temporada", dijo a través del comunicado.

La estrategia de Serrano consiste en derivar la aceituna sobrante a la producción de aceite y no recoger más, ya que según él, de continuar así se producirá "la muerte del sector" durante tres años como mínimo, pues los precios seguirán descendiendo. La medida ya ha sido puesta en práctica con éxito en otras campañas. COAG Andalucía recomendó lo propio la temporada pasada con la aceituna manzanilla. Redujo un 40% el excendente y el precio de origen aumentó un 50%, sin embargo, desde otras organizaciones, la propuesta se ve con otros ojos.

LLAMADA A LA PRUDENCIA La agrupación UPA-UCE Extremadura también emitió un comunicado respondiendo al de APAG en el que hacía un llamamiento a la prudencia y recordaba que "no se pueden tomar medidas sin conexión entre la aceituna de mesa y el aceite de oliva" porque forman parte de un mismo mercado, de manera que lo que ocurra en uno repercute directamente en el otro. Según el responsable de olivar de UPA-UCE en Extremadura, Antonio Prieto, la recomendación de APAG puede "arreglar la situación de la aceituna de mesa, pero también hundir aún más el precio del aceite", en una situación bastante complicada, al aumentar la cantidad destinada a almazara.

APAG advirtió ayer que, si no se arregla la situación, iniciará diferentes protestas, sobre todo en Tierra de Barros, la mayor zona productora de la región. Por su parte, UPA-UCE apuesta por el "diálogo con instituciones e industriales para buscar una solución conjunta y llegar a un acuerdo", aseguró Prieto. La asociación agraria instaba al Gobierno en su comunicado a realizar "mejoras estructurales" como la disposición de "mecanismos de negociación que permitan reequilibrar el mercado" o permitir el "almacenamiento privado para el aceite de oliva" debido a que los precios están por debajo de los establecidos por la Unión Europea. También pidió a la Junta que "convoque al sector, a productores y a industriales" para buscar soluciones a nivel regional.
Fuente:lacronicabadajoz.com