13 febrero, 2009

Abogada de la UE apoya prohibir a CECASA intervenir en el mercado del aceite de oliva

La abogada general de la UE, Juliane Kokott, ha apoyado hoy la actuación del Tribunal español de Defensa de la Competencia, que en 2002 prohibió a la Compañía Española de Comercialización de Aceite (Cecasa) intervenir en el mercado del aceite de oliva para evitar el hundimiento de los precios.

La letrada de la UE ha determinado, en unas conclusiones, que las autoridades nacionales pueden actuar como lo hizo el tribunal español de la Competencia, cuando en 2002 denegó a Cecasa una autorización para crear una empresa que operaría retirando o poniendo aceite a la venta según los precios.

En concreto, Cecasa tenía la intención de comprar aceite de oliva y almacenarlo cuando su precio cayera a un determinado nivel (próximo al 95% del antiguo precio de intervención), para sacarlo al mercado en el momento en que se produjera una recuperación de las cotizaciones.

La abogada de la UE ha recomendado al Tribunal de Justicia de la UE que confirme que el Derecho comunitario permite a las autoridades nacionales sobre la competencia impedir una intervención como la de Cecasa y se pronuncie a favor del Tribunal español en este caso.

Con esta opinión, Kokott responde al recurso que presentó Cecasa contra la actuación del Tribunal de Defensa de la Competencia.

Las conclusiones del Abogado General de la UE no son vinculantes, pero normalmente el Tribunal de Justicia comunitario las sigue en sus sentencias finales.

Cecasa está formada en un 68% por productores, almazaras y cooperativas y en un 32% por otras entidades, entre ellas financieras; los socios oleicultores de este grupo representan entre el 50% y el 60% de la producción española de aceite de oliva.

El objetivo de intervenir en el comercio del aceite era, para Cecasa "evitar una perturbación grave" del mercado.

Según la abogada general, la legislación de la UE derogó el régimen de compra de intervención pública en los aceites, para asegurar la estabilidad de mercados y precios razonables para el consumidor.

La letrada estima que si se permitiera a particulares determinar por su cuenta la existencia de alteraciones graves del mercado y sobre esa base, influir sobre la oferta y el precio del aceite esto implantaría de manera solapada un régimen de intervención, aunque con fondos privados y en consecuencia, eludiría las reglas comunitarias.

Por este motivo, la abogada de la UE considera que la Administración y los tribunales nacionales no pueden permitir que algo así suceda.

En este litigio, la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites (Anierac) se pronunció en contra de Cecasa y cuando se produjo la vista, pidió al Tribunal de Justicia de la UE que contestara negativamente al recurso.

La Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceite de Oliva (Asoliva) también presentó alegaciones.
Fuente:invertia.cl

1 comentario :

AMD dijo...

Culpar a unas cuantas empresas de dominar el mercado del aceite es tener un conocimiento parcial de las reglas de función del mercado como regulador de precios y operaciones.
La reunión de unas cuantas cooperativas y almazaras andaluzas y manchegas para concentrar la oferta es un intento más por intervenir los precios del aceite.
Buscar culpables como pretexto para intervenir precios es ir contra la libertad del mercado.
Enhorabuena, abogada UE. Si queremos un mercado igual para todos, es imprescindible la libertad sin concesiones a unos pocos.