22 septiembre, 2017

Premio Alimentos de España Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra. Campaña 2017-2018

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente convoca el Premio "Alimentos de España Mejores Aceites de Oliva Extra Campaña 2017-2018" con la finalidad de contribuir a promocionar los aceites de oliva virgen extra de mayor calidad, así como para mejorar su imagen y posición en el mercado.

MODALIDADES

a) Premio “Alimentos de España Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra - Frutado Verde Amargo”: Destinado a los aceites que se caracterizan organolépticamente por su frutado de intensidad media-alta, que recuerda a las aceitunas verdes y/o a otras frutas y/o notas verdes en los que aparecen marcados, aunque equilibrados, los atributos amargo y picante.

b) Premio “Alimentos de España Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra - Frutado Verde Dulce”: Dirigido a los aceites que presentan organolépticamente un frutado de intensidad media-alta, que recuerda a las aceitunas verdes y/o a otras frutas y/o notas verdes en los que los atributos amargo y picante no se encuentran excesivamente marcados.

c) Premio “Alimentos de España Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra - Frutado Maduro”: Para los aceites que ofrecen en la valoración organoléptica un frutado de intensidad media-alta que recuerda a las aceitunas maduras y/o a otras frutas/os maduros, almendrados o no, con los atributos amargo y picante muy poco marcados.
El aceite, que de las tres modalidades establecidas anteriormente, haya obtenido la mejor puntuación en la fase de cata y en la valoración físico-química, contará además con el Premio Especial “Alimentos de España Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra”.

PARTICIPANTES

Podrán participar en el premio quienes ostenten la titularidad de las almazaras autorizadas que tengan su sede social en España, de acuerdo con lo establecido en los artículos 3 y 11 de la Orden AAA/854/2016, de 26 de mayo.


21 septiembre, 2017

Programa Nacional de Desarrollo Rural apuesta por la innovación en el sector del aceite de oliva

Liderado por la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, en representación de la agrupación solicitante, persigue diseñar la transferencia de tecnología instrumental de análisis que permita complementar al Panel test 
Un proyecto que cuenta con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, así como con la participación de DCOOP, el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentaria (ceiA3) como Agente de Innovación y las Universidades de Granada, Córdoba, Complutense de Madrid y Jaume I de Castellón

El Programa Nacional de Desarrollo Rural ha concedido una ayuda de
99.001 euros para la creación de un Grupo Operativo Supra-autonómico para la
Innovación en Materia de Productividad y Sostenibilidad Agrícola (AEI-AGRI), liderado
por Aceites de Oliva de España. Una ayuda cofinanciada al 53% por el Fondo Europeo
Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el 47% restante por el Ministerio de Agricultura y
Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que tiene como objetivo diseñar un plan para
transferir al sector del aceite de oliva los avances logrados en la búsqueda de tecnologías
instrumentales y analíticas que permitan complementar, o incluso sustituir a futuro, el
análisis del Panel Test a la hora de realizar la clasificación comercial de los aceites de oliva
o su control.
Los aceites de oliva vírgenes son el único alimento en Europa que tiene que someterse a
una cata organoléptica obligatoria para su comercialización. La Interprofesional del
Aceite de Oliva Español, en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Pesca,
Alimentación y Medio Ambiente y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural
de la Junta de Andalucía, viene impulsando desde 2013 una línea de investigación sobre
tecnologías instrumentales capaces de realizar ese análisis de una forma fiable, rápida,
reproducible y económica, para clasificar las distintas categorías comerciales de los

aceites de oliva vírgenes. Una tecnología que podría complementar al Panel Test o
incluso llegar a sustituirlo en un futuro. Hasta el momento son dos las tecnologías que
mejores resultados han logrado: cromatografía de gases acoplaba a espectrometría de
masas y cromatografía de gases acoplada a espectrometría de movilidad iónica. Se ha
trabajado con distintos modelos matemáticos de tratamiento de datos para identificar
las señales y poder clasificar las muestras de aceites vírgenes.
En estos momentos, una vez afinados los modelos, toca diseñar un plan de validación y
de transferencia de tecnología al tejido empresarial, objetivos perseguidos con la
constitución del grupo operativo SENSOLIVE-OIL.

20 septiembre, 2017

Canarias comienza a moler los primeros 1.500 kilos de aceitunas de la zafra de este año


La zafra de la aceituna en el municipio ha dado comienzo en la zona alta con la recolección de los primeros 1.500 kilos, que han puesto en marcha la almazara municipal para su molienda y obtención del aceite de oliva virgen extra de Santa Lucía, considerado uno de los mejores del Archipiélago por su calidad, sabor equilibrado y aroma.
La recogida de aceitunas y el funcionamiento del molino de aceite municipal, localizado en el barrio de El Ingenio, permanecerán activos aproximadamente hasta el mes de febrero de 2018.
El concejal de Sector Primario, Antonio Ordóñez, explica que "la zafra de este año es de más aceitunas que el año pasado, que fue muy escasa por la condición del olivo, que es vecero, es decir que un año da mucha producción y al siguiente menos", y destaca que "este "oro líquido" que se produce en Santa Lucía viene de la variedad Verdial de Huévar, una aceituna poco común y que no se encuentra con facilidad".
Ordóñez afirma que "continuamos trabajando y colaborando con los agricultores, dando respuesta a sus demandas de formación, y en la producción de la almazara para que siga mejorando la calidad de nuestro aceite y seguir ofreciendo este producto de primerísima calidad".

Casa del Agricultor
El molino de aceite de Santa Lucía es una pequeña industria creada por el Ayuntamiento en el año 2005 en la antigua casa del maestro, y está destinada a producir aceite virgen extra de forma artesanal. Esta almazara municipal se ofrece a los agricultores tanto de las medianías como de la zona baja de Santa Lucía, San Bartolomé y de otros municipios de la Isla que también se dedican al cultivo de olivos.
La Casa del Agricultor acoge hasta el próximo día 22 de septiembre, el primero de los dos cursos dirigidos preferentemente a personas relacionadas con el sector primario para obtener el carnet de Manejo de Productos Fitosanitarios de nivel básico para el campo, con el objetivo de contribuir en el municipio a un mejor uso de los plaguicidas y al desarrollo de una agricultura respetuosa con el medio ambiente y con la salud de agricultores y consumidores.
Los dos cursos, organizados por el Ayuntamiento de Santa Lucía a través de la Concejalía de Sector Primario y homologados por el Gobierno de Canarias, han agotado las 50 plazas que se ofrecían y tienen una duración de 25 horas cada uno. El segundo se desarrollará del próximo 16 al 20 de octubre.

19 septiembre, 2017

Los agricultores podrán avisar a través de una 'app' móvil de cualquier sospecha de xylella


La Consejería de Agricultura refuerza la vigilancia y el protocolo puesto en marcha para evitar la posible entrada de la bacteria

Los agricultores podrán avisar a través de una aplicación móvil de la Red de Alerta de Información Fitosanitaria (RAIF) de cualquier posibilidad de riesgo de xylella fastidiosa -el llamado ébola del olivar- que detecten en sus explotaciones, empleando la geolocalización de su teléfono móvil y la posibilidad de adjuntar fotos para que sean analizadas de manera inmediata, según ha anunciado el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez.
Domínguez ha llamado a la tranquilidad al sector recordando que no se ha detectado ningún caso en Andalucía. "No obstante, hemos extremado las medidas contempladas en la Estrategia contra la xylella aprobada en 2015 e igualmente hemos reforzado la vigilancia y el establecimiento de un protocolo ante posibles avisos", ha declarado. 
Este nuevo sistema on-line de intercambio de información puesto en marcha por la Junta de Andalucía se integra en la aplicación móvil (app) de la RAIF para comunicar avisos de forma telemática, además del teléfono (955 059 898) y el correo electrónico (info.xylella@juntadeandalucia.es) disponibles para avisar de manera inmediata de cualquier incidencia, ha señalado el viceconsejero.
Domínguez ha anunciado asimismo que se han incrementado las prospecciones en explotaciones agrícolas, haciendo especial hincapié en los cultivos de almendros. Otras medidas adoptadas son la incorporación progresiva de 15 profesionales del sector agrícola (ingenieros agrónomos e ingenieros técnicos agrícolas) dedicados a garantizar la máxima sanidad vegetal de los cultivos de Andalucía. A esto se une el trabajo conjunto con el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) para incorporar acciones de divulgación sobre xylella en su programación anual de formación y transferencia. La Junta ya anunció que destacaron que otra de las líneas en las que trabaja la Consejería de Agricultura es en el refuerzo del equipamiento con que cuenta actualmente el centro Alameda del Obispo del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía, ubicado en Córdoba, y que acogerá próximamente un laboratorio de contención biológica del Instituto de Agricultura Sostenible de esta provincia, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC).
Todo ello cuando continúan apareciendo casos de xylella fastidiosa en explotaciones del país. Los últimos, a principios de este mismo mes cuando el Ministerio de Agricultura confirmó que estaban 26 parcelas de almendros en la provincia de Alicante.
Se han descrito más de 200 especies de plantas que pueden ser infectadas por la bacteria y desarrollar síntomas de enfermedad. Del mismo modo se conocen cerca de 40 especies de insectos vectores de este organismo en todo el mundo. La xylella fastidiosa es una bacteria fitopatógena conocida como el ébola del olivar, para la que a día de hoy no se conoce cura y que genera grandes daños, aparte de al olivo, a la vid y a los frutales, entre ellos los almendros y los cítricos, además de a numerosas plantas ornamentales; ataca el tejido vegetal por el que circulan el agua, las sales minerales y otros nutrientes desde las raíces hasta las hojas y como consecuencia la planta deja de transportar estos elementos y los brotes y ramas se secan progresivamente. Por ello, la mejor forma de combatir la acción de esta bacteria es evitar que se introduzca en áreas que están libres de ella, y establecer medidas de cuarentena y aislamiento como las que se aplican en humanos en el caso del ébola.
El llamado ébola del olivar llegó a la Unión Europea, a Italia concretamente, en 2013; el año pasado se detecto en Baleares; y ahora en la Comunidad Valenciana. Además, la xylella fastidiosa es una bacteria con gran potencial de daño económico para los cultivos mediterráneos sin que existan actualmente métodos eficaces de curación. Por este motivo, en Italia y Francia solamente se ha podido actuar erradicando y quemando las plantas contaminadas y prohibiendo la circulación de plantas de las zonas afectadas.

18 septiembre, 2017

¿Quién puede fabricar latas de atún a 0,99?

¿Cómo puede una industria fabricar tres latas de atún claro en aceite de oliva, venderlas a 0,99 euros, y ser rentable?

 La respuesta a esta paradoja -denunciada esta semana en la octava edición del congreso mundial del atún en Vigo-, es sencilla: «Nadie en el mundo es capaz de hacerlo. Es imposible», dice rotundo Juan Alonso, director de Operaciones de Jealsa-Rianxeira. Ni con sus bajos costes salariales, ni España con su eficiencia es capaz de obrar ese milagro, y menos con un pez que cotiza ya a 2.500 dólares (2.000 euros) la tonelada.
Entonces, ¿por qué se pueden encontrar en los lineales del supermercado? Porque la gran distribución emplea este buque insignia de la conserva como producto reclamo (como se hizo con la leche), para atraer a los consumidores a esa cadena en concreto, pues de sobra saben los supermercados que el que entra, por muy planificada que tenga su lista de la compra, siempre saldrá con ese pack de tres latas de atún claro en aceite de oliva a 0,99 euros y quién sabe cuántos productos más que no había previsto. El precio es uno de los retos a los que se enfrenta la conserva más demandada en el mercado. Pero no el único.

EL PRECIO

Cuentas que no dan. A los 0,99 euros que cuesta el lote, hay que descontarle el IVA, del 10 %, con lo que se queda en 90. Hay que dividir entre tres, porque son tres latas: 0,30 cada una. Si se descuenta el envase, ya se reduce a 0,25. No hay que olvidar el aceite de oliva y restar 0,9. Quedarían para el atún 0,16: «Ahí no pueden estar los pescadores, la flota, la mano de obra de la industria, la maquinaria...» señala Juan Alonso. Y lo dice el director de operaciones de una empresa que en tres años ha invertido «más que en toda la historia de la empresa» para ahorrar costes a través del aprovechamiento al máximo de la materia prima y la rebaja de los costes de transformación.

producto reclamo

Perjudicial para la imagen del producto. Esa banalización que la distribución hace del producto es, a juicio de los conserveros, perjudicial para la imagen del producto y dañino para el conjunto del sector. Por eso en las conclusiones de esa conferencia mundial del atún, se subrayó la necesidad de «dignificar la imagen de las conservas de atún y su posicionamiento en el mercado, evitando su banalización en los lineales y posibilitando que ocupen el lugar que realmente le corresponde en la cesta del consumidor».
Sigue:lavozdegalicia.es