01 diciembre, 2016

Peligra una fábrica de aceite de oliva en La Argentina

Carta al director del diario de Cuyo, Argentina.
 

Señor director:

Le escribo para solicitarle tenga a bien considerar mi más extrema preocupación y angustia por una noticia lamentable desde todo punto de vista. Se trata de que existen intenciones concretas de cerrar la empresa familiar olivícola "4 Generaciones''. La fábrica de aceite de oliva es familiar y la finca contiene un olivar centenario de 29 hectáreas de la familia Sendra, ubicada en calle 7 y ruta nacional Nº 40, Pocito. Esta situación se plantea bajo el expediente 3569 del año 2016, de la Legislatura Provincial, que se refiere al proyecto de ley por el cual se declara de utilidad pública y sujeto a expropiación, los inmuebles donde se asentará la "Ciudad Deportiva de la Provincia''.

En ese sentido, estaba prevista en la orden del día para hoy, miércoles, 30 de noviembre, la expropiación de los terrenos de esta empresa, pero, por motivos que no fueron difundidos, se suspendió.

De todas formas, el probable tratamiento de este tema nos parece un acto de vandalismo político, donde se da prioridad a sus apetencias personales que afectan en forma privada.

Nadie desmerece la importancia de este último proyecto para generar un centro de alto rendimiento deportivo como el desarrollado en Buenos Aires, pero cuya superficie tiene 11 hectáreas. Por ello me parece un despropósito, sabiendo que el "Estadio Bicentenario'', tiene un predio de 18 hectáreas, donde se pueden desarrollar nuevas inversiones para el bien común, sin afectar un bosque de olivos de casi 30 hectáreas y dejar sin empleo media docena de familias.

La fábrica de aceite de oliva fue montada con mucho sacrificio y cuenta con unos 400 metros cuadrados y todas las habilitaciones correspondientes. Ya con el proyecto de ampliación del Acceso Sur provincial, se llegó a un acuerdo con Vialidad Nacional y se modificó el proyecto original para no afectar esta fuente de empleo y de generación de ingresos para la provincia.

Sus aceites, además, han representado desde hace casi una década a San Juan en las ferias y exposiciones más importantes de la provincia y el país. Pero aún con el proyecto en mano, desafortunadamente, Vialidad Nacional derribó algunas filas de olivos que tienen más de 70 años de vida, que fueron oportunamente injertados para renovarlos y luego pidió las respectivas disculpas. Todo es improvisación en nuestro querido San Juan.

El daño es muy grave, teniendo en cuenta que hay terrenos fiscales y dan prioridad para cerrar una empresa familiar creada con el esfuerzo de varias familias y que involucra a 4 generaciones de agricultores sanjuaninos.

Por ello me atrevo a solicitar por este medio, oración para que el Espíritu Santo ilumine la mente de los  legisladores sanjuaninos, prime el sentido común y se revea esta situación. 

Fuente:diariodecuyo.com.ar