12 noviembre, 2016

Localizados tres cerezos afectados por Xylella fastidiosa en Mallorca

La subespecie fastidiosa, descubierta en una planta llegada de Tarragona en el 2012, sólo afecta adelfas y cerezos.
Las plantas afectadas y otros posibles huéspedes se han eliminado y se ha delimitará una zona tampón que se tiene que prospectar.
El Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha detectado la presencia de Xylella fastidiosa en tres muestras de cerezos tomadas en un centro de jardinería de Porto Cristo, en el término municipal de Manacor, durante un control rutinario. Es el primer positivo oficial en el Estado del cual se ha informado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que ha comunicado la situación a la Unión Europea.

Así lo ha informado hoy el consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vincenç Vidal,  quien ha avanzado de que ya se están tomando las medidas para contener la subespecie encontrada en la isla, que sólo afecta cerezos y adelfas, y erradicarla cumpliendo las normativas estatal y europea.

Algunas subespecies de Xylella que se han detectado en otros lugares de Europa, pero no en Mallorca, afectan a cultivos como el almendro, el olivo o la viña y "de aquí la gravedad y preocupación mostrada por la Consejería ante el brote detectado en Porto Cristo".

Tanto el consejero como el director general de Agricultura y Ganadería, Mateu Ginard, han informado hoy al sector sobre la situación.

Cronología

El jefe de servicio de Sanidad Vegetal, Andreu Joan, ha detallado la cronología del caso. Hasta diciembre de 2015 el Laboratorio Oficial de Sanidad Vegetal de las Islas Baleares había analizado 110 muestras de 9 especies vegetales diferentes procedentes de 22 puntos de inspección, y obtuvo resultados negativos en todos los casos, como también entre el 1 de enero y el 27 de mayo de este año, en el que analizó 147 muestras de 19 especies distintas de 24 puntos de inspección. A partir del 16 de junio el Laboratorio cambió el tipo de pruebas analíticas, a raíz de la recomendación de la Unión Europea que establece unos protocolos nuevos y una técnica más sensible, a la cual el resto de comunidades autónomas ha empezado a acogerse. Desde entonces y hasta el 26 de septiembre se analizaron 68 muestras de 15 especies vegetales procedentes de 15 puntos de inspección diferentes, sin sorpresas, hasta que el 6 de octubre se obtuvo un resultado positivo en una muestra tomada de un cerezo a raíz de una inspección rutinaria en un centro de jardinería de Porto Cristo.

El mismo día se envió parte de la muestra, de diversas hojas, al Laboratorio Nacional de Referencia de Bacterias Fitopatogénicas, siguiendo la tramitación oficial e informando al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. En una nueva inspección del centro de jardinería se determinó que la planta afectada proviene de otro centro de jardinería de Tarragona, y que llegó a Mallorca en el 2012. Al detectar que había 3 cerezos más del mismo lote que el que dio positivo se tomaron muestras de los cuatro y se volvieron a enviar al Laboratorio Estatal de Referencia, que confirmó los tres positivos y lo notificó, con dos informes, el 27 y el 28 de octubre.

El 4 de noviembre el Laboratorio Nacional de Referencia de Bacterias Fitopatogénicas confirmó que la afección se ha producido por Xylella fastidiosa, que afecta adelfas y cerezos.

Actuaciones

Desde el 17 de octubre, los inspectores de Sanidad Vegetal de la Dirección General de Agricultura y Ganadería han llevado a cabo ocho inspecciones en el centro de jardinería donde se detectaron los cerezos afectados, en los que se han eliminado plantas huéspedes de Xylella fastidiosa de cualquier subespecie con un resultado de 97 pies de siete huéspedes diferentes, de acuerdo con un principio de precaución fitosanitaria.

Paralelamente a esta actuación, se han tomado otras muestras y, de acuerdo con lo que establece la regulación respecto de la erradicación de este organismo, se trazará un radio de 100 metros para delimitar la zona infectada donde se han eliminado todas las plantas huéspedes de la subespecie diagnosticada, y otro de 10 kilómetros para la zona de contención, en qué se aplicará una malla sistemática de 100x100 m, se tomarán muestras de las plantas que presenten síntomas de Xylella y las que las rodean, y se prospectarán todas las variedades huéspedes de todas las subespecies de Xylella.

Las plantas consideradas sensibles en la zona son las características de las áreas turísticas con hoteles y jardines privados: plantas ornamentales del tipo olivo, adelfa, Polygala myrtifolia, romero o Westringia fruticosa. En la parte agrícola, en cambio, hay cultivos, sobre todo de secano, como el almendro, alguna plantación de viña y olivo. Sin embargo, la subespecie que se ha encontrado hasta ahora sólo afecta cerezos y adelfas.

Estas prospecciones se llevarán a cabo durante un mes, aproximadamente, mientras se prepara una plano de actuación exhaustivo teniendo en cuenta los resultados de estos análisis. Mientras tanto, el centro de jardinería afectado y los que queden localizados dentro de la zona de contención no pueden comercializar plantas fuera de esta área demarcada.

Los técnicos han confirmado que el brote es de poca extensión (1.000 metros cuadrados) pero por la elevada gravedad que tiene esta enfermedad en el ámbito europeo se están utilizando todos los medios disponibles para garantizar la erradicación.

Quien sospeche que puede tener una planta infectada puede entregar una muestra al servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería (c/ de Eusebi Estada, 145 Palma, teléfono 971 17 61 00, sanitatvegetal@dgagric.caib.es).

Cabe recordar que esta bacteria vegetal no afecta al fruto ni a la seva comercialització, sino a la planta y le puede provocar la muerte, pero no hay ningún peligro para los humanos.
Fuente:manacormanacor.com