03 octubre, 2016

MFAO quiere culminar trámites proceso liquidación a finales año

Los tres agentes liquidadores del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva (MFAO) pretenden culminar todos los trámites de este proceso a finales de este año con la convocatoria de la junta general de liquidación. 

Fuentes del MFAO han reconocido a Efe que para culminar este proceso de liquidación hay que proceder a la venta del inmueble de la sede de este organismo y al reparto del capital social entre los accionistas.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya notificó al MFAO que revoca la autorización concedida a esta sociedad para la creación de dicho mercado, por lo que procedió a darlo de baja.
El MFAO ha cerrado su actividad tras doce años de existencia desde que comenzó a operar en febrero del 2004 en Jaén la sociedad rectora para ser un instrumento al servicio del sector oleícola.
El cierre del MFAO se adoptó ante las estrictas exigencias de adaptación y requerimientos normativos y económicos demandados por la reglamentación comunitaria y por el alto desembolso económico al que había que hacer frente para la mencionada conversión.
El 18 de noviembre del 2014 el MFAO cesó su actividad en la negociación de contratos de futuros con el fin de adaptarse a la nueva normativa europea, situación que motivó una falta de ingresos económicos y un plan de austeridad y de recortes de sueldos entre su decena de trabajadores.
Desde el MFAO se ha defendido, no obstante, su utilidad por ser una herramienta que aporta transparencia y ha cumplido con una función como observatorio de precios que da cobertura ante las oscilaciones de los mismos, para lo que también reporta seguridad jurídica.
El MFAO, que comenzó a operar en el 2004 tras varios años de trabajo previo de la sociedad promotora, contaba con 250 clientes y tenía un promedio anual de contratos superior a los cien mil y 62 accionistas.
La Junta de Andalucía tenía un 32 por ciento de las acciones y el resto lo conformaban entidades financieras y empresas relacionadas con el sector oleícola.
Desde su creación ha tenido resultados económicos dispares, ya que en este mercado intervienen cada año diferentes factores, como las previsiones de producción de aceite de oliva, las existencias o las oscilaciones de precios para negociar un contrato de futuros sobre aceite de oliva, que es un acuerdo entre dos partes para entregar o recibir una tonelada de este producto en una fecha futura y por un precio acordado.
Fuente:lavanguardia.com