10 octubre, 2016

El aceite de oliva confirma su lugar en la mesa argentina

Es comprado por 99% de los hogares locales, que adquieren este producto cada 28 días

Copó el protagonismo de la escena económica local en julio, cuando empezó a especularse con que su precio se podría hasta triplicar. Finalmente, no fue así (aumentó, pero no tanto), pero el aceite siguió teniendo un lugar central en la mesa de los argentinos: en el país se consumen 8 litros per cápita por año de este producto, según la consultora especializada Kantar Worldpanel.
Se trata de una categoría que es comprada por nada más ni nada menos que el 99% de los hogares argentinos en un año. Es decir, adquieren este producto cada 28 días (13 veces al año, una frecuencia similar al azúcar y el papel higiénico) y en cada acto de compra se llevan dos litros, en promedio.
En la región Litoral, la re-compra de la categoría se da cada 26 días. Así, se convierte en la región con la frecuencia más alta de aceites: una vez más al año respecto de lo que sucede en el total país.
Dentro de aceites, el de girasol es el más elegido, seguido del aceite mezcla. Ambos son los que presentan la mayor convivencia en el hogar. El de oliva, que ha ganado gran preponderancia en los últimos años, avanza de a poco en el gusto de los paladares criollos, pero aún está lejos de hacer la gran diferencia: en la Argentina se consumen sólo 1,5 litros per cápita por año.
El aceite de oliva llega al 20% de la población, pero en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) está presente en uno de cada cuatro hogares. Esta alternativa se destaca en hogares de nivel socioeconómico alto y medio, de hasta dos integrantes y sin hijos; mientras que el aceite común es relevante en hogares de niveles socioeconómicos bajos de cuatro a más integrantes.
Con un precio promedio, según datos de la industria, de $ 30 el litro, el negocio del aceite representa en el país unos 9840 millones de pesos por año.
Fuente:lanacion.com.ar