26 mayo, 2016

Los promotores de la almazara de Philippe Starck en Ronda tratan del salvar el proyecto

Vuelven a reunirse con el Consistorio, que pedirá a la Junta un informe sobre el impacto visual ya que mantienen la altura máxima en 25 metros 


Los promotores de la almazara ecológica ideada por el famoso diseñador Philippe Starck siguen manteniendo su apuesta por Ronda pese a las piedras que está encontrando en el camino el proyecto. La empresa oleícola La Almazara LA Organic S. L., que opera a nivel mundial y tiene su origen en Ronda, e inversores vinculados a ella, tratan de salvar la infraestructura que prevé una inversión de cerca de 18 millones de euros y que encerrará la historia de la ciudad y de Andalucía, además de producir oro líquido, en un cubo con proyección turística.
Ayer, los promotores mantuvieron otra reunión con representantes del equipo de gobierno, entre PSOE, PA e IU, y de la oposición (PP y APR), en la que, según indicaron fuentes municipales, se acordó solicitar a la Junta de Andalucía, a la consejería de Medio Ambiente, un informe sobre el impacto visual del proyecto. «En base a él se tomarán decisiones», manifestaron las mismas fuentes. La altura de la almazara es el principal escollo que mantiene bloqueada la actuación. Empotrada en una pendiente, prevé una altura máxima de 25 metros, un aspecto que no se ajusta a los permitido actualmente por el PGOU, que fija el límite, para este suelo no urbanizable común, en siete metros. Se trata de 22 hectáreas que resultan de la unión de varias parcelas.
La alcaldesa, Teresa Valdenebro (que desbancó de la Alcaldía a la popular María de la Paz Fernández gracias a una moción de censura entre el PSOE, el PA e IU, antes de Semana Santa), ya dijo, en el inicio de su mandato, que los promotores tendrían que modificar el proyecto, lo que no se contempla, según afirmaron fuentes municipales. Éstos, por su parte, prefirieron ayer no realizar declaraciones.
A finales de año, la oposición al completo (PSOE, APR, PA e IU entonces) votó en contra del convenio que firmó la ex alcaldesa y una representante de los promotores (que ya no sería la cara visible de éstos), un documento en el que se recogía la intención de modificar el PGOU, dos artículos, con carácter general, para permitir la instalación de edificios singulares de interés general asociados a usos primarios y también cambiar la altura máxima a en torno 20 metros, por lo que el proyecto se frenó en seco. La oposición acusó a Fernández de usar políticamente el proyecto y cuestionó, entre otros aspectos, la financiación.

Consenso
Ahora, sobre la innovación sí se habría alcanzado un consenso, ya que, explicaron fuentes municipales, ésta se centraría en dicha parcela y no tendría carácter general.
El proyecto de la almazara se dio a conocer en abril de 2015. Ha pasado más de un año y éste está encajonado prácticamente en el mismo punto. El enfrentamiento político dejó congelada la actuación que, según las previsiones de sus promotores, tendría un impacto económico de 50 millones en diez años y atraería a unos 100.000 visitantes al año.
Con ella, Ronda entraría en el circuito de Starck, con una legión de seguidores, y se sumaría a sus obras en España, a Puerto Adriano en Mallorca y La Alhóndiga en Bilbao. Ocuparía en torno a 50 por 50 metros en planta cuadrada, con una superficie total construida cercana a los 4.000 metros
cuadrados y contaría con un gran cuerno en alusión a la tauromaquia, entre otros.
Fuente:diarisur.es