17 marzo, 2016

Hoy San Patricio; el verde lo ponen las aceitunas


  • Las aceitunas son la mejor alternativa para protagonizar un tentempié en casa 
  •  Sus numerosas propiedades nutricionales y sus 37 calorías por cada 7 unidades justifican la elección 

El buen tiempo es uno de los grandes aliados de las aceitunas. Con la subida de las temperaturas y el aumento de las horas de luz, apetece salir más con los amigos y disfrutar de las terrazas después del invierno. Sin embargo, ¿por qué dejarlo ahí? ¿Qué nos impide disfrutar del mejor aperitivo en el salón de nuestra casa o en la encimera de la cocina? Tener aceitunas siempre en la despensa permite continuar el buen ambiente de las terrazas en el salón de casa. Las aceitunas son la clave para un aperitivo delicioso, sencillo y que podemos disfrutar a diario, porque solo tienen 37 calorías por cada 7 unidades. El Embajador de las Aceitunas de Mesa, Sergio Fernández, nos propone unos aliños de autor para llevar lo mejor de los bares hasta nuestra casa: el Terraceo de Salón:

Aceitunas verdes mar y montaña: aceitunas verdes deshuesadas, queso manchego curado, anchoas, almendras, albahaca y tomates secos.
Aceitunas negras orientales: aceitunas negras deshuesadas, aceite de sésamo, vinagre, miel, salsa de soja.
Aceitunas gordales en brocheta: aceitunas gordales verdes deshuesadas, queso crema, almendra tostada.

Un punto canalla
Uno de los cócteles más reconocidos en todo el mundo, el Dry Martini, no se entiende sin la aceituna, o mejor aún, sin las aceitunas que lo acompañan. El maridaje de aceitunas y destilados es un clásico que Sergio Fernández ha puesto al día. En sus Aceitunings Canallas, explora todo el potencial de aromas y sabores que unas gotas de una buena bebida alcohólica puede proporcionar a un aliño de aceitunas.
Aceitunas verdes en mojito: Aceitunas verdes deshuesadas, hierbabuena, azúcar moreno, ron, lima, cubitos de hielo y una pizca de picante.
Aceitunas negras afterwork: aceitunas negras deshuesadas, vermú, langostinos y cebolla.

Las aceitunas ponen su magia, Sergio Fernández su saber hacer y nosotros, la ocasión: cualquiera.
Fuente:np