26 febrero, 2016

Quesos y aceites de oliva virgen extra: un maridaje perfecto

 
  • Dos referentes de la alacena del Mediterráneo listos para potenciarse mutuamente 
  • Una explosión de aromas y sabores al alcance de cualquiera, por su increíble  sencillez de elaboración 
  • Arbequina, cornicabra, hojiblanca o picual, los cuatro primeros capítulos del gran libro de maridajes con quesos


Dos alimentos con miles de años de historia a sus espaldas. Dos elementos sin los cuales no se puede entender nuestra gastronomía. El queso y el aceite de oliva virgen extra encierran, en sí mismos, el ADN de la Dieta Mediterránea. Son dos de las piedras angulares sobre las que se ha construido nuestra tradición alimentaria. El saber popular los emparejó hace tiempo. Los primeros maridajes nacieron de la necesidad de prolongar la vida útil del queso. Su inmersión en aceite de oliva era una forma de disponer de este producto durante mucho más tiempo. De la interacción entre ambos alimentos nacieron los quesos en aceite de oliva: aromáticos, intensos, jugosos... ¡deliciosos!

El olivar pone a nuestro alcance aceite de oliva virgen extra de más de 260 variedades. Todas excelentes, todas con personalidades diferentes. Listas para armonizar con el trabajo de los artesanos queseros, para convertir una atávica receta en una nueva tendencia gastronómica. Los aromas y sabores de los zumos de aceituna potencian el perfil aromático del queso para lograr la excelencia en boca.

Quesos azules, un toque de dulzor con aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina Los quesos azules se caracterizan por su intensa acidez y en ocasiones por el picor. Los matices frutados de manzana y plátano de los aceites de oliva de la variedad arbequina son, por su dulzor, el complemento ideal para un maridaje con una gran personalidad.

Los quesos manchegos con la variedad manchega por excelencia, la cornicabra La elaboración con leche de oveja de la raza manchega confiere a los quesos manchegos su sabor ligeramente ácido, fuerte y sabroso, que se transforma en picante en los muy curados. Una personalidad que se engrandece cuando se suma a los aromas de fruta verde, manzana y al ligero picor del aceite de oliva virgen extra cornicabra. Las tortas de oveja con su pareja, de aceite de oliva virgen extra hojiblanca La utilización de cuajo de origen vegetal es una de las principales razones por las que las tortas de leche de oveja adquieren sus característicos aromas lácticos y vegetales, así como un gusto intenso y ligeramente amargo. Unas características muy particulares que resultan potenciadas con las notas de hierba fresca, almendra y el ligero picor de los aceites de oliva virgen extra de la variedad hojiblanca.

Los quesos de cabra tiran al monte, buscando el virgen extra de picual
Los quesos elaborados con leche de cabra presentan una gran mantecosidad y aromas suaves y lácticos. Su baja acidez, el picante moderado y el salado ligero son los elementos de su personalidad que los aceites de oliva virgen extra de la variedad picual engrandecen aportando su amargor, así como sus notas de frutado verde, higuera, tomatera y olivo.
Los maridajes de los aceites de oliva virgen extra con quesos son una iniciativa de la campaña de promoción para el mercado nacional puesta en marcha por Aceites de Oliva de España, marca de promoción de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, con el apoyo de la Unión Europea y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Fuente:np