14 enero, 2016

El 80% del mejor aceite de Lerida se va en cubas a Italia y Francia

 
  • Las importaciones crecen un 553% esta campaña
  • Globalleida intenta crear un clúster para aumentar el envasada

Agricultores de la Denominación de Origen Les Garrigues cuentan que con el aceite arbequino de Lleida pasa como con la fruta: buena parte de los melocotones más sabrosos y gordos de los frutales de la provincia se venden en tiendas europeas. Globalleida cifra en un 80% el aceite virgen extra de Lleida que no se envasa y se vende en cubas, la mayoría se exporta a Italia y muchas partidas a Francia.
Han sido muchos los intentos de aumentar el porcentaje de embotellado. Globalleida está volviendo a intentarlo. El consorcio que agrupa a los patronatos de las instituciones, a las cámaras de comercio y a la Universidad de Lleida está impulsando un clúster que está en fase de constitución. A la presentación del proyecto asistieron 45 empresas.
“Lo que tenemos que intentar es que aumente el porcentaje de envasado”, asegura el coordinador del clúster, Salvador Pifarré para quien la fórmula es tirar de la producción gourmet y también del resto.
El sector leridano, de producciones bajas y cierto tradicionalismo en la venta, no puede competir en precios con zonas extensivas como las de Andalucía o Túnez, con costes más bajos.
“Hay que intentar envasar más, tener productos de más calidad y por eso creemos que hay que impulsar, aunque no exclusivamente, el sector ecológico, en el que tenemos ventaja competitiva porque el clima de Lleida, por su falta de humedad, hace innecesario tratamientos, como el de la mosca, la plaga que más afecta”.
“El objetivo del clúster –recalca– es que las empresas empiecen a unirse, estamos en la redacción de los estatutos y creando una junta directiva, para mejorar la cadena de producción e incluir no solo a productores sino al comercio y empresas complementarias además de bajar costes y buscar nuevos mercados.
Dentro del clúster, la Denominación de Origen de Origen Protegida Les Garrigues -en pleno proceso de debate sobre su ampliación- tiene que tener un papel fundamental, asegura Pifarré para quien el principal problema es el carácter cooperativo de la mayoría de los socios: “La cooperativa por definición, es una estructura poco ágil”.
El presidente de la DO Les Garrigues, Joan Segura, considera que Globalleida tiene excesivo interés por el aceite ecológico, del que a su juicio hay poca producción y atribuye el elevado porcentaje de venta a granel a la diferencia de precios con otros países. “Italia paga mejor, hay una diferencia de cincuenta céntimos por litro con las ventas en cubas en España”.
Segura detalla otros factores. Insiste en que en una zona de secano es difícil mantener el envasado con unas cosechas tan inestables -hace muy poco que han entrado en producción olivos en regadío- y agrega que las grandes superficies no tienen mucho aceite virgen extra. “La crisis -dice él- también ha influido, ha bajado en España la venta de aceite virgen extra, aunque nosotros, por suerte hemos aumentado un 10%”.

Abre camino
El aceite es uno de los productos que abre camino a otros alimentos en el mercado exterior. Hace dos años que el gigante de Corea del Sur Farm Factory compra aceite envasado y zumos a Actel. De esas compras surgió el acuerdo por el que la compañía acaba de firmar un pacto por el que la sociedad leridana comercializará en exclusiva para la compañía asiática productos agroalimentarios de todo tipo en España.
Farm Factory se ha quedado con el 70% de la partida ganadora del concurso anual Romanico esencia, en el que se elige el aceite de oliva virgen extra de la variedad Arbequina. Este año ha ganado la cooperativa de Bellaguarda entre muestras de Lleida, Tarragona, Zaragoza, Castellón, Madrid y La Rioja.
En su pàgina web, Actel cuenta que concursantes de un programa tipo Operación Triunfo de Corea salen en las redes sociales haciéndose selfies y promocionando su aceite más gourmet.

Las importaciones crecen un 553%
Llaman la atención las importaciones de la última campaña en Lleida. El valor de las importaciones de aceite de oliva ha pasado de 7,57 millones de euros el año pasado a 49,45 millones de euros en 2015 y la mayor parte de las partidas proceden de Argentina, Túnez y Argelia. En España las cifras también se han disparado. Las importaciones de aceite de oliva de la última campaña (2014/15), que va desde el 1 de octubre del 2014 al 30 de septiembre del 2015, han crecido en España un 176 %, pasando de 57,6 millones de kilos la campaña 13/14 a 159,1 millones de kilos la 14/15.
El motivo de este crecimiento de las importaciones en España es doble, a juicio de Industrias Pont, de Tàrrega, la empresa que comercializa la marca Borges. La compañía lo atribuye a las cortas cosechas en Italia y España con excedentes importantes principalmente en Grecia y Túnez y a las calidades bajas por cuestiones climatológicas y de plaga de mosca del olivo en España e Italia.
Sostiene la empresa que la baja producción italiana y española, unida a la necesidad de mejorar calidades de los aceites, provocó una demanda importante a todos los mercados, produciéndose un incremento de precios hasta igualar niveles máximos históricos de hace 10 años, llegándose a cotizar aceites extra vírgenes a origen a 4300 euros por tonelada.
“Evidentemente en este escenario, Grecia y Túnez acontecieron exportadores claros de aceite de oliva con destino Italia y España , a pesar de que también se llegaron a importar aceites de casi todos los países productores incluidos los del hemisferio sur, como Australia, Argentina y Chile”, afirma la compañía.
“Lleida no se comportó de manera diferente que el resto de España, sobre todo teniendo en cuenta que el mayor peso comercial a la provincia es el de Borges que además tiene una clara presencia a los mercados internacionales.”, concluye Industrias Pont.
Fueente:lavanguardia.com