18 enero, 2016

Bajo la sombra del olivo solidario

La iniciativa apadrinaunolivo.org sigue creciendo y cada vez son más los que se suman a este proyecto solidario que busca recuperar los olivos centenarios de Oliete. El año 2015 terminó con 850 padrinos y 1.650 olivos recuperados.
Además, ya hay tres empleados a jornada completa que se encargan del cuidado, mantenimiento y seguimiento de los olivos así como de la gestión del proyecto en la localidad. También se realizan contrataciones temporales para las épocas de recolección y poda. Para ello, se cuenta, además de con las personas de la zona, con jóvenes de la asociación Atadi. «El balance es más que positivo y se está volcando muchos colectivos y empresas. Eso sí, necesitamos más apoyo institucional», destaca el promotor de la iniciativa, Alberto Alfonso. El olietano recuerda que el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, les ha trasladado en dos reuniones su intención de promover el proyecto como «ejemplo» de desarrollo rural sostenible en Aragón. Apadrinaunolivo.org está esperando una subvención dedicada a la aplicación de nuevas tecnologías en la agricultura.
Este proyecto solidario se sostiene con los fondos del apadrinamiento y de diferentes patrocinadores como Hojiblanca y la Fundación Telefónica. También otras empresas aportan su granito de arena a este novedoso, ilusionante y particular proyecto hasta el momento. Es el caso de la marca de herramienta agrícola Stihl que, a través de Motos Quin Alcañiz, dona la maquinaria que se necesitan para los trabajos de poda, desbroce y recuperación de los árboles. «La última entrega ha sido de tres máquinas, pero ya se hizo otra entrega el año pasado. Desde Stihl están encantados con el proyecto», recalca el gerente de Motos Quin, Félix Sanz.
Apadrinaunolivo.org centra ahora sus esfuerzos en iniciar las obras de una almazara solidaria en primavera. Ya están pedidos todos los permisos y el Miner les ha aprobado una subvención de 44.000 euros. El ayuntamiento de Oliete se ha encargado de comprar el terreno y los agricultores de Oliete y Alacón también participarán en la financiación del molino.
Pero desde el proyecto no se olvidan de su labor de promoción y esperan que la película ‘Mi olivo’ de Icíar Bollain termine por cautivar al gran público. La cinta se centra en la vida de Alma, una joven de 20 años, trabajadora de una granja de pollos en un pueblo del interior de Castellón. Su abuelo, que para extraña sorpresa de su familia dejó de hablar hace años, es la persona que más le importa en este mundo. Ahora que ha decidido dejar de comer también, Alma se obsesiona con que lo único que puede hacer volver a su abuelo a su estado natural es recuperar el olivo milenario que la familia vendió contra su voluntad hace 12 años. «Esperamos que después de ver la película todo el mundo quiera apadrinar un olivo centenario», dice Alfonso.
A nivel comarcal, se ha firmado un convenio con el Balneario de Ariño para que los clientes puedan visitar Oliete y conocer el proyecto. «También nosotros ofrecemos a nuestros padrinos visitas al espacio», puntualiza Alfonso.