31 diciembre, 2015

Aceite de oliva despide 2015 con subidas de precios para todas las categorías

El año 2015 entra en su recta final con una subida generalizada de los precios en todas las categorías de aceite de oliva en origen, en un contexto en el que los compradores "ingieren" todo lo que se produce en la nueva campaña de recolección -muy avanzada ya- y apenas quedan reservas.
En el caso del aceite de oliva virgen extra, los precios en origen se beneficiaron de una subida constante a partir de noviembre 2014 y alcanzaron su valor máximo en la tercera semana de agosto 2015, con 4,23 euros por kilo.
Pero a partir de esta fecha comienza una caída progresiva, de forma más pronunciada a partir de la última semana de septiembre, de acuerdo con los datos de seguimiento del Comité Oleícola Internacional (COI).
En cómputos globales, en noviembre los precios de los aceites de oliva en origen en España, a granel, acumulaban todavía destacadas revalorizaciones interanuales de entre el 17 y el 18 %.
En diciembre llegaron cambios y, en las últimas semanas del mes, se consolidan de nuevo las subidas, especialmente en el tramo final.
Respecto a los últimos días, el Sistema de Información de Precios en Origen POOLred recoge entre el 24 de diciembre y hoy pocos movimientos -apenas 32 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras- por 1.945 toneladas, con ascensos en todas las categorías respecto a la semana anterior.
Repuntan un 1,96 % los vírgenes extra, hasta 3,27 euros/kg; el 1,36 % los vírgenes, hasta 3,13 euros/kg; y, con niveles más pronunciados, se revalorizan un 7,24 % los lampantes y un 10,24 %, hasta 3,02 y 2,52 euros/kg, respectivamente, según este Sistema.
Con datos del 21 al 27 de diciembre, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) confirmaba la estabilización en las cotizaciones, con ligeros ascensos de entre el 0,01 y el 0,11 %, respecto a la semana anterior.
Sobre los aforos de cosecha, la estimación de producción de aceite de oliva para toda la Unión Europea (UE) es de 2.049.000 toneladas esta campaña, una cifra inferior en más de 400.000 a la de la campaña anterior, tal y como señaló el grupo de trabajo de aceite de oliva de Asaja Nacional en su reunión de la pasada semana.
La producción de los países productores extracomunitarios se fija para 2015/16 en 628.000 toneladas, un 7,7 % inferior a la precedente, y destaca el descenso de Túnez, que pasa de 295.000 toneladas a 140.000 toneladas, añade la misma fuente.
En España, la recolección está ya muy avanzada, hasta el punto de que en enero podría darse prácticamente por finalizada si la climatología acompaña, de acuerdo con los datos oficiales.
Durante los dos primeros meses de campaña -octubre y noviembre- se había obtenido ya una producción de 270.500 toneladas, un 44 % más que la logrado en la campaña pasada y un 67 % superior a la media de las cuatro últimas.
La aceituna molturada fue de 1.590.407 toneladas, con un rendimiento medio de 16,98 %, 0,39 puntos por debajo del de la campaña pasada en las mismas fechas, según el Ministerio.
"El nivel de precios en origen repuntó de manera importante hasta el mes de agosto, momento en el que comenzaron las bajadas de precio; de manera general, y a pesar de la reducción de la cosecha, el balance para los olivareros en el año 2015 es positivo", afirma la organización agraria UPA en su balance del ejercicio.
Precisamente, la alta volatilidad del aceite de oliva, con cotizaciones que sufren bruscas oscilaciones en función de las cifras de cosechas y de las decisiones de los grandes operadores y la distribución comercial, preocupa a los agricultores.
"Desde COAG hemos solicitado que se pongan en marcha todos los mecanismos de estabilización de precios con los que cuenta el sector para que no se trasladen los picos de precios a los consumidores y que garanticen la renta de los agricultores", apuntan en su balance anual.
De cara al 2016, el mercado tendrá que digerir la decisión de la Comisión Europea de aumentar en 35.000 toneladas el acceso sin arancel de aceite de oliva de Túnez durante dos años, que se suma a las 56.700 toneladas ya concedidas.
También se abren incertidumbres debido al agotamiento y estrés de muchos olivares por falta de precipitaciones que, de continuar mucho tiempo, podría comprometer la producción para la próxima campaña 2016-2017 e incidir en una nueva espiral alcista de los precios.
Fuente:abc.es