23 noviembre, 2015

Los 47 idiomas del olivo

El cultivo se expande por los cinco continentes y se cosecha ya durante los 365 días del año. Según un estudio publicado por Gea Ibérica, en estos momentos ya hay 164 países donde se consume aceite de oliva

Vj ulliri', 'oljcno olje', 'maslinovo ulje'... No, el ordenador no se ha vuelto loco. Tampoco le ha entrado un virus. Esas palabras 'impronunciables' que ustedes tienen ahí arriba significan 'aceite de oliva' en albanés, eslovaco y croata. Podríamos seguir: 'olive oil' en inglés, 'huile d'olive' en francés y así hasta en cuarenta y siete idiomas. Son las lenguas del aceite de oliva. Las lenguas de los cuarenta y siete países de los cinco continentes donde se produce ya, en algunos casos de forma testimonial y en otras con plantaciones superintensivas, ese oro líquido que antaño se circunscribía al área mediterránea, donde el olivo definía la dieta, el paisaje y las costumbres de millones de personas a ambos lados del Mare Nostrum, y ahora se ha convertido en un cultivo universal y en continuo proceso de expansión. Esta semana, sin ir más lejos, trascendía la noticia de que el Gobierno de Túnez se va a gastar 9,3 millones de dinares para plantar otros cinco millones de árboles en los próximos cinco años. ¿Las razones? Pues dinero. Mucho dinero. Se trata de una actividad agrícola compatible con su clima -especialmente en la zona Norte- que le está generando pingües beneficios en forma de exportaciones a la Unión Europea o los Estados Unidos.
El zumo de las aceitunas, fuente principal o secundaria de renta de una de cada dos familias de la provincia de Jaén, está de moda. Pese a suponer tan sólo menos del cuatro por ciento de las grasas vegetales que se consumen en el mundo -muy lejos de la soja, por ejemplo, que supone el 30% de la comercialización-, las evidencias científicas de que una ingesta habitual y moderada de oliva reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares o previene patologías como determinados tipos de cánceres está disparando su demanda, que ya suma los 164 países, y también su producción a los referidos cuarenta y siete países, según un reciente estudio elaborado por Gea Ibérica y cuyos autores son los expertos Juan Vilar, José Rafael Cárdenas y Antonio Estévez.
Una cosecha de 365 días
Según este informe, presentado en diferentes foros, «la expansión internacional del olivar en los dos hemisferios ha llevado a que se coseche durante los 365 días del año en algún lugar del planeta». Es cierto que el sesenta y dos por ciento de las 11,3 millones de hectáreas plantadas se localizan en el 'hábitat' natural de Europa y África, pero no es menos cierto que hace una década era impensable que el treinta y ocho por ciento restante se hallara en países como Argentina, Uruguay, Japón, China, Australia o Nueva Zelanda. En algunos casos, incluso, obteniendo unos vírgenes extras que compiten entre los mejores, tal y como se puede comprobar en las sucesivas ediciones del Salón del Aceite, en el marco de la feria Expoliva.
Sigue:ideal.es