15 septiembre, 2015

El precio del aceite, una amenaza para la aceituna de mesa

La merma del 20% por la climatología puede duplicarse si se opta por llevar los frutos a las almazaras

La campaña de la aceituna de mesa, o de verdeo, arranca sumida en la incertidumbre sobre la evolución de la temporada y el resultado de la producción final. La climatología adversa, con olas de calor y asuencia de lluvia, ha mermado la cosecha y ha provocado la pérdida de un 20 por ciento de frutos, según las estimaciones del sector. De igual modo, la aceituna en árbol presenta una calidad mala, de muy poco calibre y espera a las lluvias del otoño para poder recuperarse. El otro factor que será decisivo para el resultado final de la campaña es la evolución del precio del aceite, que actualmente está muy alto, por lo que muchos productores de aceituna de mesa optarán por llevar su producción a las almazaras para rentabilizar su cosecha si esta situación se prolonga en el tiempo.
El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, señaló que la campaña de verdeo «está costando que arranque debido a que la aceituna tiene poco calibre». Indicó que la variedad manzanilla está menos arrugada al estar en cultivos de regadío, en su mayoría en el Valle del Guadalquivir. No ocurre así con la variedad dominante en la provincia y que se encuentra en las explotaciones de secano de la Subbética, como es la hojiblanca. Esta variedad presenta una calidad baja, con poca riqueza «aunque tiene margen de mejora, pero para eso hace falta que llueva, y las previsiones para los próximos días no dan rastro de agua», señaló el presidente de Asaja. Pese a la merma del fruto por la climatología, «si tenemos un otoño de agua podemos llegar a una producció media-alta», sentenció.

Escasa rentabilidad

Otro factor que puede hacer que la producción de verdeo caiga en picado es la escasa rentabilidad. Fernández de Mesa indicó que actualmente el precio para el olivarero está entre los 60 y 80 céntimos el kilogramo, cuando a su juicio debería superar el euro. «Es posible que mucha de esta aceituna se destine a aceite ya que es más rentable si no se logra un buen calibre y los precios del aceite se mantienen altos».
La campaña de verdeo, que arrancará el próximo 28 de septiembre en la provincia —frente a otras como Sevilla que ya ha comenzado—comenzará con unas previsiones de cosecha a la baja. Así lo indican a ABC fuentes del grupo alimentario Dcoop, el mayor productor mundial de aceitunas de mesa, con unos cupos de producción superiores a 70.000 toneladas. El vicepresidente de Dcoop, Francisco de Mora, indicó que las perspectivas para la próxima campaña «son más bajas de lo habitual» por culpa de la meteorología, que ha hecho que se pierda un 20 por ciento de la producción.
Al igual que el presidente de Asaja, coincidió en que hay otro factor que puede que la recolección sea incluso más baja de lo habitual, como es el elevado precio del aceite. De Mora recordó la doble dualidad de la variedad de la Hojiblanca, que puede destinarse tanto para aceituna de mesa como para almazara. 
Fuente:abc.es