27 julio, 2015

El precio del aceite de oliva supera los 3,89 euros por kilo y las organizaciones agrarias alertan del peligro

La producción de la campaña 2014-2015, por debajo de las 900.000 toneladas, junto con las escasas existencias de enlace, ha llevado a que las existencias sean escasas

El precio del aceite de oliva virgen extra en origen se sitúa ya por encima de los 3,89 euros el kilo, lo que ha levantado ya las primeras voces de alarma dentro de las organizaciones agrarias donde se viene apostando por precios estables, pero no por picos de subida que puedan tener una repercusión negativa en el consumo.
El hecho de que la producción de la campaña 2014-2015 se haya quedado por debajo de las 900.000 toneladas, junto con las escasas existencias de enlace con la que se inició la actual campaña ha llevado a que ya se le haya dado salida a más del 80 por ciento del aceite de oliva de las almazaras y que las existencias sean escasas. Esto junto a la previsión de una próxima campaña baja ha llevado a la subida de precios en origen.
El secretario general de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, destaca positivamente que "por primera vez en veinte años los precios están por encima de los costes de producción" fijados por el Ministerio de Agricultura en 2,40 euros por kilo. En declaraciones a Europa Press, insiste en que "lo deseable" es contar con precios estables en campañas como la actual en las que la oferta ha ido "ajustada" a la demanda y en la que no se va a hacer 'stock' de enlace de campaña.
En esta línea también se pronuncia el gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero, que advierte de los riesgos de que los precios se sigan disparando y acaben por "asustar" a los consumidores. "Corremos el riesgo ante lo elevado de los precios de que el consumo se desplace a otros aceites y después es muy difícil volver a recuperar lo que se pierde", ha dicho Valero a Europa Press.
Tanto UPA como Asaja coinciden en que aunque el precio esté elevado son muy pocos los que se están beneficiando de la venta a estos precios ya que las existencias actuales son muy bajas y las previsiones de cosecha para la próxima campaña apuntan, sin continúa la ausencia de precipitaciones, a una campaña corta donde no se superarán las 600.000 toneladas.
Según datos de la Agencia de Información y Control Alimentario, las existencias totales a 30 de junio ascendían en España a 426.200 toneladas. De estas existencias, 225.200t (52,8 por ciento) están en almazaras y 3.300t y 197.700t (46,4 por ciento) en manos de los envasadores. La cifra de existencias en envasadores es inferior a la de la campaña pasada en 6.700t y es la segunda cifra más alta de las cinco campañas anteriores. En este mes, los envasadores han disminuido sus existencias en 10.800 toneladas.
Sigue:ideal.es