11 junio, 2015

Producción mundial de aceite de oliva se redujo un 25 % en la pasada campaña

La producción de aceite de oliva a nivel mundial descendió en la anterior campaña 2014/2015 un 25 por ciento, con un total de 2,4 millones de aceite, mientras que en España el descenso fue del 53 por ciento.
Así lo ha puesto de manifiesto el balance de la campaña realizado por GEA Westfalia Separator, que cifra en 800.000 toneladas la producción de aceite de oliva en España, lo que llevó a un incremento de los precios, no sólo en los aceites de oliva, sino también tensiones al alza en las cotizaciones de aceites de girasol, colza y soja, sobre todo, de manera reciente.
Respecto al comportamiento de las ventas al exterior, España exportó 1,1 millones de toneladas de aceite de oliva y orujo a 164 países, un 83 por ciento más que en el ejercicio anterior.
En cuanto a las categorías, los vírgenes extra supusieron el 70 por ciento y los botella el 21 por ciento, mientras que el aceite de orujo significó el 9 por ciento.
Los principales países destino del aceite de oliva español son Italia, Estados Unidos, Portugal, Francia y Reino Unido y el 90 por ciento de las exportaciones españolas de aceite de oliva durante 2014 tuvieron como destino países consumidores, que a su vez son productores.
Según ha asegurado en un comunicado el presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica, Juan Vilar Hernández, con estos datos "queda definitivamente constatado, que la expansión del cultivo del olivo no hace más que incrementar el consumo de este producto desde el punto de vista mundial".
Como caso excepcional, Estados Unidos supuso en 2014 el 10 por ciento del total de las exportaciones, con un incremento del 125 por ciento respecto al año anterior.
En lo que respecta a las importaciones en la campaña 2014/2015, fueron de 83.000 toneladas, lo que ha supuesto una caída de más del 50 por ciento respecto a la campaña inferior.
En este apartado, los vírgenes extra significaron el 69 por ciento, los botella el cinco por ciento, y el aceite de orujo el 26 por ciento.
Los principales países origen son Portugal, Túnez, Italia, Marruecos y Australia, aunque hay que reseñar la mayor parte del aceite importado por España en 2014 (65 por ciento), provino de Portugal.
En lo referente al consumo interno, experimentó en datos acumulados una caída de más del 20 por ciento con respecto a la campaña anterior "lo cual no resulta halagüeño dada la inelasticidad de la demanda de aceite ante una caída de precios, tras haberse producido una constricción en el consumo por una subida de este", señala Vilar.
Fuente:expansion.com