26 marzo, 2015

Los olivos europeos en peligro de muerte

La bacteria Xylella Fastidiosa es especialmente virulenta para cultivos como el olivo, la vid y los cítricos, de gran importancia económica en España y el sur de Europa. La bacteria llegó al continente europeo procedente del americano en 2013 y desde entonces Italia trata de contener la plaga. Los eurodiputados españoles están preocupados porque las plantaciones españolas podrían contagiarse.


Europa está preocupada por el futuro del olivar mediterráneo. Los eurodiputados de la comisión de Agricultura y Desarrollo Rural se han reunido con el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, para abordar la situación que se vive en el olivar italiano, afectado por la bacteria Xylella Fastidiosa. Puglia, en el sur de Italia, es la región con mayor número de olivos infectados y en donde el gobierno italiano está centrando sus esfuerzos para contener una plaga que podría afectar a todo el sur de Europa.
La situación empieza a ser dramática, según el propio comisario, que calcula, citando las previsiones que hacen los expertos, que cerca del 10% de los olivos de la zona están infectados. «Voy a visitar la región. Es importante estar cerca para ayudar a los afectados y que vean que estamos comprometidos con ellos» ha declarado el comisario. Según las estimaciones 800.000 olivos estarían ya enfermos y ahora Italia y toda Europa deben decidir qué medidas adoptar.
Según la CE, desde junio de 2014 lo que se está haciendo es limitar la importación y exportación de plantas que pudieran ser portadoras de la bacteria y las herramientas empleadas en la poda están siendo requisadas incluidos los rastrojos procedentes de las mismas. «A finales de abril implantaremos nuevas medidas como aplicar restricciones fitosanitarias en un área superior a los 50 km2 actuales», ha señalado el comisario. Tampoco se descarta que se tenga que arrancar de raíz los olivos en la zona del foco, puesto que «la enfermedad es imposible de erradicar».
Respecto a futuras compensaciones económicas, la Comisión ha aclarado que «por el momento no tiene previsto compensar a los agricultores por los gastos ocasionados».
Según el comisario, del informe de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) se desprende que el número de especies vegetales que pueden portar la bacteria es de 200, en especial el olivo, vid, cítricos, café, varios árboles frutales de hueso y plantas ornamentales; por lo que su propagación es bastante probable.
El mapa de situación expuesto por la Comisión ha sido recibido con preocupación por los eurodiputados españoles. Esther Herranz (PPE) y Clara Aguilera (S&D) han pedido medidas urgentes para evitar que la bacteria llegue a afectar al viñedo y al olivo.
Herranz ha pedido explicaciones a la Comisión de por qué desde 2013 no se ha hecho nada al respecto. «Si desde entonces estamos con el problema, implica que se ha trabajado poco», ha señalado, a la vez que ha recordado que la situación puede volverse muy grave porque entre «2000 y 2007 hemos importado 150 millones de plantas de las especies que pueden portar la bacteria». Herranz ha pedido una lista de plantas importables de forma segura.
Sigue:europaexpress.com