23 febrero, 2015

‘Apadrina un olivo’ busca 200.000 euros para el nuevo molino

El proyecto olietano de crowdfunding 'Apadrina un olivo' continúa creciendo y el reto inicial de recuperar una almazara para la localidad va tomando forma. Tanto es así que el proyecto de construcción del nuevo molino ya está redactado y los impulsores de la iniciativa centran sus esfuerzos en buscar financiación tanto pública como privada.
Poner en marcha el molino aceitero requiere una inversión de 200.000 euros. Estará ubicado en un nave a la entrada del pueblo por la carretera que llega desde Ariño. La almazara permitirá cerrar todo el ciclo de producción de aceite de oliva sin salir de la localidad. Por ello, está previsto que el molino sirva para molturar tanto la producción propia de los olivos de Apadrinaunolivo.org como el resto de la cosecha del pueblo.

Precisamente porque forma parte del proyecto de crowdfunding, la de Oliete no será una almazara al uso. En su construcción se tendrán en cuenta los aspectos de formativos del molino-escuela para que sea visitable y sea instrumento de aprendizaje, difusión y promoción del aceite de oliva virgen extra. Además, está previsto incluir retransmisiones en directo de la obtención del aceite a través de internet. «Buscamos que tanto el padrino como el visitante experimente con todo lujo de detalles el funcionamiento por dentro de una almazara», dice uno de los impulsores de la Apadrina un olivo, el olietano Alberto Alfonso.

Por el momento, se ha pedido una subvención al Gobierno de Aragón y, esta semana, los técnicos han visitado la zona para conocer el proyecto de primera mano. Los impulsores también han pedido apoyo a la Comarca Andorra Sierra de Arcos, la Diputación Provincial de Teruel y el propio Ayuntamiento de Oliete. Y están en contacto con empresas privadas de la zona como Samca o Endesa. «También aceptamos donativos», recalca Alfonso.

En Semana Santa está previsto realizar una reunión en la localidad para informar a los vecinos de todas las novedades y pasos que se están dando al respecto de la construcción de la almazara.

Más de 500 padrinos
Apadrinaunolivo.org nació en mayo de 2014 y en diciembre ya contaba con más de 500 padrinos. «El balance de los primeros meses ha sido muy positivo», recalca el olietano. Gracias a las aportaciones de los padrinos, 49,90 euros por cada olivo apadrinado, se ha conseguido recuperar más de 1000 árboles y el proyecto mira al futuro con ganas de crecer y abrirse nuevos caminos. Uno de ellos es presentar el proyecto a empresas de todo el país y buscar que colaboren con el proyecto a través del apadrinamiento. «También ahora se puede regalar un olivo apadrinado», comenta Alfonso.

A la recuperación de los olivares contribuye Claudio Sabat, el primer empleado del proyecto que se encarga de la señalización, la restauración de los bancales y, lo más importante, sirve de enlace entre los padrinos y sus olivos. Fotografía e identifica los árboles para que cada persona tenga información constante de cómo evoluciona su olivo a través de aplicaciones móviles. También se contrata a tiempo parcial a varios agricultores del pueblo que labran y podan los olivos y, gracias a un convenio que se firmó con Atadi en noviembre del año pasado, personas con discapacidad de la provincia de Teruel realizan diferentes labores de campo en las fincas.

El objetivo en 2015 para Apadrinaunolivo.org es, además de construir la almazara, llegar a recuperar 2.000 olivos de los más de 100.000 que hay abandonados en el término municipal. La reconciliación con el medio rural y la naturaleza aplicando métodos innovadores y solidarios se han convertido, sin duda, en las claves de éxito de esta iniciativa.