05 febrero, 2015

Alerta en Málaga por el «ébola del olivo»

 Una bacteria originaria del continente americano, conocida como el «ébola del olivo» y que también afecta a otros cultivos como la vid o los cítricos.

Es una bacteria que seca los árboles y que también afecta a otros cultivos, como la vid o los cítricos
Un nuevo enemigo se cierne sobre el campo andaluz. La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) en Málaga ha lanzado una alerta después de que en Italia se hayan detectado los primeros casos de árboles infectados por la xylella fastidiosa
Laxylella fastidiosa tiene un enorme potencial patógeno sobre gran número de plantas y provoca varias enfermedades de importancia económica, principalmente en cultivos leñosos como vid, cítricos, diversos frutales de hueso, café y ornamentales. Generalmente seca el árbol o la planta hasta matarla.
Su principal área de distribución se limitaba al continente americano, sin embargo, en octubre de 2013, se detectó por primera vez en Europa un foco que afectaba a olivos, almendros y adelfas al sur de Italia.
La bacteria se transmite de una planta a otra mediante la acción de un insecto vector, de forma que la principal vía de propagación de la enfermedad es el transporte de material vegetal contaminado hacia zonas donde el organismo no se encuentre presente. Por esta razón, Asaja Málaga recomienda a los agricultores malagueños que extremen las precauciones. «El material vegetal debe proceder siempre de productores oficialmente autorizados y con pasaporte fitosanitario en su caso. En estos momentos, y por proximidad al foco detectado en Italia, debe cuidarse especialmente el origen y el estado fitosanitario de material vegetal sensible procedente de ese país», explicó el presidente de la asociación, Baldomero Bellido.
Asaja Málaga ha valorado valora las medidas que está adoptando sanidad Vegetal para evitar la entrada de la enfermedad. Está previsto reforzar los controles a los viveros dedicados a la producción y comercialización de plantas de olivo, vid, cítricos, almendro, ornamentales sensibles y plantas del género Quercus, con especial hincapié en aquellos casos en los que dichas especies procedan de Italia o de algún otro país donde se tenga conocimiento de la bacteria.
Los trabajos se completarán con una vigilancia en explotaciones de olivar de toda Andalucía, sin olvidar las prospecciones necesarias ante sospechas en cualquier otro cultivo sensible de la Comunidad.
Fuente:abc.es