20 febrero, 2015

Aceitunas light y aceites ‘blend’ ingresarán al mercado nacional a mediados del 2015

Consultores destacan potencial comercial de las aceitunas light desarrolladas por INIA y proyectan su introducción al mercado local.


El desarrollo de productos funcionales comienza a ser un requisito fundamental para entrar en la industria de los alimentos. Así lo entienden los productores olivícolas de los valles de Copiapó y Huasco que han trabajado junto a INIA la elaboración de aceitunas light y aceites de oliva blend, en base a variedad sevillana, durante el último año. Ahora viene la etapa de comercializar ambos productos, para lo cual INIA trabaja con Consultores expertos en la materia, quienes dieron a conocer las claves de los planes de negocios e hicieron proyecciones sobre su puesta en marcha.
En el salón auditórium de la Municipalidad de Huasco se realizó una actividad de difusión de los resultados de ambas estrategias comerciales a la cual asistieron cerca de 50 personas, la mayoría olivicultores interesados en desarrollar estos nuevos productos. De esta manera, Marcos Mora, Ingeniero Agrónomo y Javier Zalazar, Gerente General de ASECOR S.A., expusieron las claves de ambos planes de negocios, resaltando los atributos de las aceitunas bajas en sodio y los aceites blend que postulan a la Denominación de Origen, para abrirse paso en sus respectivos mercados. En ambas presentaciones, los expertos concordaron que se tratan de productos que hoy no son fáciles de encontrar, lo cual sumado a sus beneficios para la salud, les abre buenas posibilidades respecto a su competencia actual.
Al respecto, Marcos Mora destacó el potencial de las aceitunas light. “Estamos frente a un producto funcional que no está desarrollado en Chile, pero sí en Argentina, España y otros países. Sin embargo, aún no ha llegado a nuestro país y por tanto es una gran oportunidad para los productores la región de Atacama. Creemos que existe un potencial de la mitad del mercado, y en ese 50 por ciento hay espacios para comercializarlo desde una agregación de valor moderada, equivalente a un 80 por ciento y un 20 restante para agregación de valor alta”, explica el profesional.
Según Mora, el producto desarrollado por INIA primero tiene que ser desarrollado a una menor
escala comercial, por lo que inicialmente se elaborarán tres toneladas de aceitunas para evaluar su cobertura en el país. “Más que vender, hay que promocionar y después de eso los productores sacarán cuentas para ver cuánto más se comprometen a sacar. A mi juicio, haría un paralelo de la azúcar con la stevia. La stevia avanza a pasos agigantados comiéndose al azúcar, y con el tiempo las aceitunas light deberían ganarle espacio a las aceitunas normales, que tienen un mayor contenido de sodio”, asegura el agrónomo.
En relación a la venta de aceites de oliva blend, Javier Zalazar apunta a la pronta obtención del sello D.O. al cual están postulando los productores de aceite de oliva del valle del Huasco. “El puntapié inicial del plan de negocio parte con un producto formulado dentro de la Denominación de Origen. Tengo entendido que el proceso está muy avanzado y si los tiempos se cumplen en septiembre podríamos estar con un producto instalado en el mercado, a través de los mismos productores vendiendo los aceites en la almazara y después en tiendas especializadas”, sostiene el experto.
“Las claves fundamentales son el trabajo que está realizando INIA como aglutinador dentro de la D.O. siendo vital en el proceso. La calidad es un requisito fundamental para llegar al mercado, pero no es una garantía de éxito. Eso va a depender de las estrategias que sigan los productores cuando obtengan el sello y una disciplinada implementación de un plan de negocio, para la venta doméstica e internacional”, cierra Zalazar.
Tanto las aceitunas light como los aceites blend, son parte de los proyectos “Desarrollo y transferencia de un nuevo proceso de elaboración y comercialización de aceitunas con bajo contenido de sodio (“light”) como estrategia para agregar valor a las aceitunas producidas en la región de Atacama” y “Búsqueda y evaluación de mezclas de aceite de oliva, ‘blends’ a base de la variedad de mesa Sevillana para optar al sello D.O de los aceites de oliva del Valle del Huasco”, financiados con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad año 2014 del Gobierno Regional de Atacama.