04 diciembre, 2014

Por Navidad regala aceites de oliva

Tantas variedades como platos hay en Navidad El recorrido por las formas de celebrar nuestra Navidad es el recorrido por las recetas tradicionales que se elaboran desde tiempo inmemorial. Tanto para las cenas de Nochebuena o de Nochevieja como para las reuniones familiares. Platos salados y dulces. Todos ellos configuran un mapa del gusto que abarca toda nuestra geografía y para todos ellos hay una variedad de Aceite de Oliva. De las muchas que nos regala el olivar, hay cuatro con las que podemos contar:

Arbequina: un regalo dulce, para amantes de los marinados, las cremas frías y la repostería. Por su perfil organoléptico, los Aceites de Oliva de esta variedad ensalzan la delicadeza de los pescados blancos y mariscos.

 • Cornicabra: su sabor ligeramente picante, su aroma a fruta verde y olivo dejará a todos con la boca abierta. Un regalo para tus frituras suaves y ensaladas, que también da excelentes resultados con los asados: corderos, cochinillos o pavo.

Hojiblanca: sorprende con su toque suave y fresco a hierba y almendra. Para pescados, marinados de carnes o ensaladas. Es una forma de contrarrestar la contundencia habitual de los menús navideños, acompañándolos con una ensalada. Las hortalizas de hoja verde, resultan deliciosas.

 • Picual: regala personalidad e intensidad. En caliente, es insuperable. Frituras, guisos, asados... con la caza, desde los jabalís hasta los ciervos, redondea su sabor. Otro de los productos navideños por excelencia, los ibéricos, los jamones y las cecinas, adquieren una nueva dimensión cuando se sirven aromatizados por una buena espiral de picual.