23 diciembre, 2014

El aceite de oliva, amenazado por sus sustitutos más baratos: el de soja y el de palma caen un 20%

El precio del aceite de oliva se dispara un 40% en 2014. La sequía en España y la plaga de la mosca de la fruta en Italia han sido los principales culpables de esta escalada. Ambos países acaparan el 70% de la producción mundial y se espera que el año que viene la situación sea similar. Según las cifras que maneja el Consejo Oleícola Internacional, la caída de la producción prevista para 2015 alcanzará el 27%.
En comparación con los niveles previos a la crisis en 2007, el consumo en Italia se ha reducido casi un 30%, en Grecia un 41% y en España un 4,5%.
Vito Martielli, analista de Rabobank, explicó a Financial Times que el aumento de los precios podría frenar aún más el consumo en el sur de Europa, donde tradicionalmente más se compra. La crisis de 2008 golpeó la demanda de aceite de oliva en España, Italia y Grecia, y la tendencia ha ido decayendo.
Este escenario ha abierto la puerta a que los compradores recurran a sustitutos más baratos. El precio del aceite de soja ha caído un 20% en lo que va del año, mientras que el de palma y el de colza lo han hecho en un 17% y un 5%, respectivamente.

Subida de los precios al por mayor  

"La producción en España es muy, muy escasa", ha asegurado Rafael Pico Lapuente, director general de Asoliva, la Asociación de Exportadores de Aceite de Oliva Español. 

La escasez ha provocado además el alza de los precios al por mayor durante los últimos meses. La tonelada de aceite de oliva virgen extra subió hasta los 4.282 dólares (3.501,1 euros), lo que se traduce en su nivel más alto desde 2008. 

La guerra civil en Siria también ha provocado un descenso en la producción del país. Aunque la mayor parte es para consumo interno, los expertos determinan que esta situación presiona psicológicamente al alza de los precios.
Fuente: Eleconomista.es