26 noviembre, 2014

¿Qué tienen en común el ibuprofeno y el aceite de oliva virgen extra?


Incluir aceite de oliva virgen extra en la dieta diaria puede ser un elemento totalmente beneficioso para la salud ya que puede tratar problemas de cardiopatía y dolor de garganta

 Un sencillo picor de garganta fue lo que le dio la clave al doctor y psicobiólogo Gary Beauchamp, investigador del Monell Center Filadelfia, para encontrar un descubrimiento totalmente inesperado. El experto se percató de que el aceite de oliva virgen extra y el ibuprofeno tienen en común más propiedades farmacológicas de lo que se pensaba.

Especialista en investigaciones interdisciplinarias básicas del gusto y el olfato, Beauchamp estaba en Sicilia cuando, le ofrecieron probar el aceite que decidió beber de un solo trago. No tardó en darse cuenta de que la sensación que sentía en su garganta era exacta a la que ingería con el ibuprofeno.
  

Y fue ahí cuando empezó la idea. El doctor ya era conocedor de los innumerables beneficios de la mundialmente conocida Dieta Mediterránea para la salud por lo que no tardó en comenzar a hacerse preguntas de todo tipo y entender hasta qué punto el aceite de oliva era todo un éxito en la dieta.

Tras termina su estancia por motivos de trabajo en la ciudad italiana, regresó a Estados Unidos en busca de respuestas. Dio a probar el aceite que él había tomado a un compañero y éste le preguntó: “¿Por qué has puesto ibuprofeno en el aceite?”, preguntó. Ambos entendieron que tenían algo grande entre manos.

Por ello, y tras un duro trabajo que duró hasta seis años, descubrieron que el aceite de oliva virgen extra de alta calidad tiene una molécula en común con el ibuprofeno y que efectivamente tiene un poder antiinflamatorio, aún más favorable si cabe al ser natural y sin efectos secundarios.

“Lo más sorprendente y atractivo ha sido descubrir esta propiedad farmacológica por casualidad y a través del gusto, lo que viene a demostrar el altísimo poder de los sentidos en el campo de la
medicina. El ser humano puede dar más información y ser más objetivo que el análisis de una máquina. El descubrimiento del Oleocanthal es, sin duda, el estudio más excitante que he realizado a lo largo de mi carrera y no sólo por su carácter azaroso, sino porque supone un beneficio para la salud mundial”, comentó.

Incluir aceite de oliva virgen extra en la dieta diaria, por tanto Oleocanthal, implica consumir una pequeña dosis de un antiinflamatorio natural con las ventajas médicas derivadas de ello; eso sí en un nivel de prevención, no como tratamiento. “Este polifenol no es para dolores sino un elemento funcional de prevención a largo plazo. Ayuda a que el organismo se defienda mejor ante enfermedades”, explicó el experto.

“Lo de funcional quiere decir que es un alimento normal con sus propiedades nutricionales concretas pero que además tiene un valor añadido, algo más que lo hace beneficioso para la salud ya sea física o mental. El aceite de oliva es el único del mundo, ya que es 100% natural y ecológico”, comentó. 

Fuente:hechosdehoy.com