21 noviembre, 2014

Las variedades de olivo de la provincia de Huesca, en el Banco Mundial de Germoplasma en Córdoba

Nuevas variedades de olivo de la provincia de Huesca se han incorporado al Banco Mundial de Germoplasma del Olivo de Córdoba. Tres investigadores oscenses, el profesor del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, José Casanova, y los ingenieros agrícolas José Manuel González y Javier Viñuales, integrantes del equipo que ha identificado y descrito diez nuevas variedades autóctonas tan sólo en este último año, han llevado, en una reciente visita, ejemplares de algunas de ellas, que se plantarán, junto a cientos de todo el mundo ya presentes en este centro de referencia internacional, cuyo objetivo es contribuir a la conservación y el conocimiento de la diversidad del olivar.
Rañinera, localizada en Sobrarbe y Ribagorza, Albas, que se cultiva en esta última comarca, y Cerruda de Liesa, que se extiende por toda la provincia, han sido las nuevas incorporaciones aportadas el pasado 31 de octubre. Y en las próximas semanas, cuando estén en el momento oportuno de crecimiento, los investigadores oscenses entregarán plantas de las siete restantes (Aceitunero de Abizanda, Royeta de Abizanda, Gordera, Biecuda de Benavente, Biequeruda y Olivonero de Ayerbe, Picudo de Labata y Cerruda de Liesa). Éstas se unen a las 19 variedades que identificaron en prospecciones anteriores en la comarca altoaragonesa del Somontano, y que están en el centro andaluz desde 2011.
Todas ellas se conservan, además, en la Escuela Politecnica Superior de Huesca, centro de la Universidad de Zaragoza especializado en agricultura y medioambiente, donde imparte sus clases José Casanova; y en viveros de la localidad oscense de Castillazuelo.
El profesor del campus oscense resalta la abundancia de variedades de olivo existentes en el Alto Aragón –más de 30-, y su especificidad por encontrarse en la zona límite del cultivo del olivo, y estar especialmente adaptadas a un clima frío.