13 mayo, 2014

Cada español consume 4 litros de aceite de oliva virgen al año

El consumo de grasas vegetales creció un 3,3% durante el 2013

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha elaborado un estudio sobre el consumo del aceite en los hogares españoles, en el que se constata el incremento del 3,3% en el consumo de este producto en el 2013, con un volumen total de 615.634.420 litros. De esta forma, el consumo per cápita durante el pasado año se situó en 13,56 litros por persona y año, con una clara tendencia hacia el aceite de oliva, que supuso el 68,7% del consumo, frente al de girasol con un 27,4%.
También aumentó notablemente el gasto en un 19,1%, debido a la subida del precio medio, alcanzando un valor total de 1.517.754.370 euros. Así, la compra de aceite supuso, durante el pasado año, el 2,19% del presupuesto dedicado a la alimentación en el hogar.
Del estudio se desprende que es la variedad aceite de oliva la más consumida en los hogares, con un 38,5% del total, si bien es la que más ha acusado el descenso en el consumo per cápita con respecto al año anterior, con una disminución del 6,8%. Los hogares que más han consumido esta variedad son los formados por parejas con hijos mayores, parejas adultas sin hijos y retirados. Por comunidades autónomas son las de Galicia, Canarias, Cantabria y Asturias las más consumidoras de este tipo de aceite.
El aceite de oliva virgen, la segunda variedad con más presencia en los hogares españoles, registró un incremento de consumo per cápita del 12,1%, lo que supone un consumo medio de 4,09 litros por persona y año. El perfil del hogar que más consume esta variedad es de parejas adultas sin hijos o con hijos mayores, además de los retirados. Son hogares situados en ciudades grandes, de más de 100.000 habitantes. Las comunidades autónomas con mayor consumo de este aceite son Andalucía, Madrid, Cantabria y País Vasco.

OTRAS GRASAS VEGETALES En tercer lugar se encuentra el aceite de girasol, que también ha experimentado un incremento en el consumo de un 9,7% en el 2013, con una media per cápita de 3,72 litros por persona y año. El consumo de esta variedad destaca en los hogares constituidos por parejas adultas con hijos de edad media y mayores, que habitan en poblaciones pequeñas de hasta 10.000 habitantes. Las comunidades autónomas más consumidoras de aceite de girasol son Galicia, Castilla y León y Cantabria.
Según el estudio, el 92,1% del aceite que se compra para el consumo doméstico se adquiere en el canal dinámico (hiper, súper y tienda descuento), siendo el súper el único canal que incrementó sus compras de aceite en un 10,1%. El resto de los canales presentaron descensos en las compras de aceite, especialmente la tienda tradicional, donde disminuyó un 24,3%.