24 febrero, 2014

La Interprofesional del Aceite de Oliva Español lanza una campaña de información sobre la presentación de los aceites de oliva en restauración

La campaña contará con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
 
 El día 28 de febrero se agota el plazo que tiene la hostelería para adaptarse a las nuevas normas que fija el Real Decreto 895/2013 sobre presentación de los aceites de oliva al consumidor final

 El uso de envases con tapón irrellenable o de un solo uso y siempre debidamente etiquetados, aporta mayor información al consumidor y valoriza el producto Los nuevos formatos no suponen un incremento de costes apreciable

La Interprofesional del Aceite de Oliva Español pone hoy en marcha una campaña de información sobre las ventajas que para el consumidor el uso de envases con tapón irrellenable (en formatos de un litro, 750 cl, 500 cl, 250cl…) o formatos de un solo uso y debidamente etiquetados en la restauración. El lema de la campaña, que cuenta con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es: “En bares y restaurantes, te lo dice el tapón irrellenable. Aceites de Oliva” y coincide con el final de la moratoria que fija el Real Decreto 895/2013 para que los establecimientos hostelería se adapten a las nuevas normas de presentación de los aceites de oliva al consumidor final.
En las próximas semanas, los mensajes de la campaña llegarán al público a través de programas de máxima audiencia en televisión y radio, así como en internet, con el objetivo de informar de una medida que redunda claramente en beneficio del consumidor. Así, el cliente de esos establecimientos podrá conocer a qué categoría comercial corresponden esos aceites (virgen extra, virgen o aceite de oliva), el nombre del envasador que garantiza el producto, su fecha de consumo preferente, e incluso, en el caso de algunos vírgenes extra, su variedad o si está amparado por una Denominación Una medida que en ningún caso supondrá un incremento de coste apreciable para el consumidor. “Es perfectamente asumible. A cambio, no solo se obtiene una garantía de calidad plena, sino también una presentación más higiénica y atractiva”, asegura Pedro Barato, presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.
El presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español entiende que ésta es una medida pensada para el consumidor y esta campaña va a ayudar a que así lo perciba.
Para más información www.interprofesionaldelaceitedeoliva.com