15 noviembre, 2013

Una partida de aceite de oliva procesada en la Isla no es apta para el consumo

Las aceitunas fueron molturadas en la almazara del Cabildo majorero en Pozo Negro 

La zafra de la aceituna majorera sufre un nuevo revés. No solo ha visto reducida su producción a más de la mitad sino que se ha detectado que algunos de los lotes de aceite de oliva molturados en la almazara de la Granja Agrícola de Pozo Negro, propiedad del Cabildo de Fuerteventura, no son aptos para el consumo humano al descubrirse un alto grado de toxicidad por haber sido tratados los olivos con insecticidas no autorizados para este tipo de cultivos. La consejería insular del sector primario ha solicitado un contraanálisis para verificar los citados resultados. Por otro lado, un grupo de agricultores ha mostrado su malestar por el retraso en la entrega de su producción de aceite de oliva.

Fuentes de la consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo majorero reconocieron ayer a este periódico la existencia de varios lotes, sin lograr precisar el número exacto, señalando que "los primeros análisis han desvelado que no están bien por lo que se ha ordenado una nueva analítica a cada producción para detectar qué productores son los que incumplen".

No es la primera vez que ocurre un hecho de estas características en las instalaciones agrícolas del Cabildo, pues en las primeras campañas se tuvieron que desechar miles de litros de aceite al haberse molturado las producciones de forma conjunta, lo que produjo que las aceitunas infectadas contagiaran al resto de la producción. Tras esta situación, se decidió que el tratamiento se realizara mediante lotes.

Un grupo de agricultores de olivos han criticado al Cabildo de Fuerteventura por el retraso en la entrega del aceite. "La llevamos a la almazara de Pozo Negro el pasado mes de agosto y tres meses más tarde no sabemos nada de cuándo podemos recogerla. Nuestras sospechas se basan es que alguna de las partidas de aceitunas que entraron tienen problemas químicos porque tratan a los olivos con productos muy fuertes que causan daño al fruto", señaló un agricultor que pidió mantener el anonimato.

Desde la institución insular se asegura que la próxima semana se producirá la entrega de los lotes de aceite. Como viene siendo habitual se celebrará una reunión en el salón de actos de la Granja Agrícola de Pozo Negro donde los políticos responsables del Cabildo entregarán las garrafas con el líquido verde a los productores.
Sigue:laprovincia.es