28 octubre, 2013

No habrá récord nacional de aceite de oliva en una cosecha extraordinaria para Jaén

Los sesenta millones de olivos de la provincia Jaén tienen colgando ahora mismo 3,2 millones de toneladas de aceitunas, que cuando se recolecten y expriman (con un rendimiento medio estimado del 22,15%)producirán 715.000 toneladas de aceite. La mayor cosecha jamás recogida en la tierra del aceite después del peor año que se recuerda, según los datos del aforo de la Junta conocidos esta semana. Aún así, no cabe hablar de un año récord porque a nivel nacional la estimación del COI es de 1,6 millones de kilos y la Junta calcula 1,3 para Andalucía. La cifra es alta: en la región un 32% más que la media de las últimas cinco campañas (un 48% más en la provincia de Jaén). Pero los datos andaluces están un 3,75 %por debajo de la campaña 2011/12, descenso que a nivel nacional roza el 5%. «Habrá menos aceite disponible en el mercado», insisten en el sector.
La consejera Elena Víboras repitió hasta la saciedad mientras desglosaba los datos que en este año «va a ser el de recuperación de la normalidad. Es un año agrícola favorable, se recupera la actividad normal y el nivel de empleo tras la caída del 60 por ciento del año pasado». Además Víboras alertó de que si no llueve este otoño «esta primera estimación provisional» podría caer hasta en un 10%.
Extrema prudencia
El sector se manifestó ayer con extrema prudencia por la repercusión que estos datos puedan tener en los precios. El temor es que las buenas perspectivas hundan el mercado. La consejera eludió cualquier calificativo durante su intervención ante los periodistas más allá del de «normalidad» y pidió prudencia a los agentes del mundo aceitero a la hora de valorar las cifras, «que son las que son», en referencia a que treinta años de experiencia avalan la fiabilidad del aforo.
Porque la preocupación del sector, más allá de una producción que se sabía buena, está en los precios. Uno de los datos que Víboras puso sobre la mesa es que a pesar de que el pasado año se redujo mucho la producción, no hubo grandes fluctuaciones en el precio, por lo que ha la Junta insiste en que hay que trabajar para que sean «unos precios de rentabilidad adecuados».
Víboras aludió al mercado interior e indicó que de enero a junio de este año ha descendido el consumo en un 5,15 por ciento frente al mismo periodo de 2012, pero «aumentaron los precios». «Nos encontramos en una difícil situación del mercado debido al estancamiento del consumo, que ha bajado a pesar de la pequeña subida de precios que, además, no llega al productor», afirmó.
Ganar mercado
Según precisó, el aceite de oliva ronda el 72 por ciento del consumo total de aceites vegetales en España y Andalucía, aunque se ha detenido en el virgen extra, que es el 26,35 y el 35 por ciento, respectivamente, de todos los aceites de oliva consumidos. Por ello, ha remarcado la «obligación» en ambos ámbitos de seguir ganando mercado en este terreno, para lo que «el sector debe hacer mayor esfuerzo». También habló de las exportaciones, con una «tendencia al alza» en las últimas campañas y que Andalucía lidera con el 73 por ciento del país. Así, en 2012 vendió al exterior 600.489 toneladas de aceite de oliva por más de 1,3 millones de euros, si bien entre enero y julio de este año se ha observado una disminución, fruto de la «reducida» producción anterior. En concreto, han bajado en un 37 por ciento, aunque no tanto en valor, con un descenso del seis por ciento.
Sobre los precios, indicó que el máximo mensual en origen en las últimas cinco campañas fue de 2,96 euros/kilo en febrero de 2013 por la referida escasa cosecha y en el umbral de la nueva campaña, el pasado septiembre, fue de 2,55 euros, «ligeramente más bajo» que en 2008. Al hilo, preguntada por un posible hundimiento de precios ante las perspectivas de la nueva campaña, ha expresado la disposición de la Junta para, junto al resto de agentes implicados, trabajar para intentar mantener el precio «en un arco de rentabilidad».
El sector
Andalucía cuenta actualmente con un millón y medio de hectáreas, una extensión que supone el 30 por ciento de la superficie agraria útil y alrededor de un tercio de la superficie productiva de la agricultura andaluza. Las cerca de 170.000 explotaciones agrarias dedicadas a esta actividad son en su mayoría (75%) menores de diez hectáreas, ascendiendo a 820 el número total de almazaras de la región. El sector del olivar general 23 millones de jornales al año y el valor de su producción supera los 2.200 millones de euros.
Jaén es la principal productora. Su protagonismo es indiscutible. Jaén agrupa más de un tercio de las hectáreas de olivar de la región (más de 570.000), 74.400 explotaciones y 328 almazaras. Esta actividad genera en la provincia cerca de siete millones de jornales anuales (35% de los jornales andaluces), ascendiendo el valor de su producción en este territorio a 1.000 millones de euros. Si Andalucía representa el 81% del total nacional, Jaén produce más de la mitad del total andaluz.
Por detrás se sitúa Córdoba con 1.398.947 de toneladas de aceituna de almazara y 273.774 de aceite; Granada, con 592.539 toneladas de fruto y 132.267 de aceite; y Sevilla, con 465.023 y 84.560 toneladas de aceituna y aceite, respectivamente. El quinto lugar lo ocupa Málaga (393.643 toneladas de aceituna de almazara y 76.038 de aceite), que precede a Cádiz (77.029 toneladas de frutos destinados a estas industrias y 13.865 de aceite) y Almería (58.487 toneladas de estas aceitunas y 11.850 de aceite). Cierra el listado Huelva.
Junto a ello, la responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha ofrecido el aforo de aceituna de mesa para esta próxima campaña, cifrado en 411.413 toneladas, lo que supone una subida media del dos por ciento frente a la anterior y un siete por ciento más que la media de la producción en las cuatro últimas. En España, será de 496.631 toneladas y en el mundo, según fuentes del COI, de 2,5 millones de toneladas.
Sigue:Ideal.es