22 abril, 2013

Producción de aceituna disminuiría por resistencia de agricultores a asociarse

Manipulación. Cosecha de aceituna debió concluir en julio del 2012, pero aún continúa.

En los últimos siete años, los índices de exportación de aceituna tacneña han variado de forma constante. De acuerdo a registros del Ministerio de Agricultura (Minag), después de un año de alta producción de olivo en Tacna, la producción en la siguiente cosecha fue menor.
En tanto, este año se presentaría una baja en la producción. Así lo sostiene Rosa Quispe Huaylla, responsable del proyecto de fortalecimiento organizacional y comercial de productores de aceituna que ejecuta el Gobierno Regional desde hace tres años. 
Según estadísticas del Minag, mientras que en los años 2008,  2010 y 2012, Tacna exportó 13 mil, 16 mil  y 10 mil toneladas de aceituna respectivamente, en los años 2009 y 2011 se llevaron al extranjero 11 mil y 10 mil toneladas.  
Quispe Huaylla advierte que estas idas y venidas de las cifras se debe a la continuidad de métodos tradicionales de cosecha que afectan el rendimiento de las plantas.
"En el mes de julio del 2012 debió acabar la cosecha de aceituna, pero muchos agricultores siguieron hasta diciembre. De esta forma solo perjudican su siguiente producción", refiere la profesional.
La cosecha a destiempo es resultado de la falta de mano de obra para la labor. Los dueños de las parcelas han adquirido la costumbre de realizar el recojo de aceitunas con un número mínimo de personal, alargando esta etapa innecesariamente.  
A la fecha, el proyecto del Gobierno Regional capacita a 600 productores de los 1,640 registrados en el departamento, quienes de forma voluntaria aceptaron asistir a las capacitaciones brindadas. Aún el 35% de productores sigue manipulando sus cultivos solo basados en su experiencia y el beneficio económico alcanzado en cada una de sus cosechas. 
Los cerca de mil agricultores tampoco han accedido a asociarse entre ellos, por lo que continúan vendiendo sus cosechas a intermediarios, obteniendo menos recursos de los que podrían alcanzar de forma conjunta. 
Para Quispe Huaylla aún existe un largo trecho que recorrer para alcanzar índices constantes de producción en la región. "Se trata de cambiar el pensamiento de los agricultores. Hay quienes colaboran y notan que ahora venden directamente sus productos", dijo.
 Fuente: larepublica.pe