20 marzo, 2013

AEMO es galardonada con el PREMIO CORAZÓN DEL OLIVO en la modalidad asociacionismo y cooperativismo agrario

Concedidos por la ONG Gloria Olivae y el Ayuntamiento abulense de Santa Cruz del Valle, deciden “reconocer y premiar a AEMO como cabeza visible de un gran sector de la olivicultura que aporta latidos en cada una de las empresas y fines que ha ido consiguiendo desde su fundación”. 

La ONG Gloria Olivae ha premiado por primer año hasta 14 modalidades, todas ellas relacionadas con la Cultura del Olivo. El pasado 23 de febrero fueron entregados estos galardones en el municipio de Santa Cruz del Valle, en el Valle del Tiétar de Ávila, con motivo de la V Fiesta del Remate de la Aceituna.
Estos programas y acciones, como la Ruta del Olivo del Valle de Tiétar, pretenden convertir al Oleoturismo en una de las actividades integradoras, participativas, atractivas y rentables de la ladera sur de Gredos colaborando con el Plan de Competitividad Turístico de la Comarca.
Se premió, además de a nuestra Asociación, al propio Papa, ahora emérito, Benedicto XVI como un olivicultor muy especial pues plantó un olivo en unas jornadas de la juventud celebradas en Madrid. Su premio lo recogió, en su nombre, un Franciscano del Monasterio de San Pedro de Alcántara de Arenas.
Otros galardonados han sido Juan Antonio Morillo, de Basilippo a la excelencia en Educación y Cultura del olivo por su iniciativa la Escuela del Aceite, a Paco Roncero a la excelencia en Gastronomía y difusión del AOVE, a Brígida Jiménez a la excelencia en Investigación o José Gálvez de Orobailén por la excelencia de AOVE de Categoría internacional, entre otros.
AEMO, en nombre de sus municipios, agradece desde este boletín el premio porque es el primero que nos dan y porque supone un acicate más para seguir con nuestra labor de defensa del sector desde el prisma donde nosotros lo vemos: la calidad y excelencia del aceite de oliva como arma para la supervivencia del cultivo del olivo y la potenciación de la cultura del olivo como argumento para dignificar el más legendario de los cultivos mediterráneos.
Fuente:AEMO