13 febrero, 2013

El precio del aceite de oliva aumenta un 40 por ciento en los últimos seis meses

Coag reclama un stock estratégico para garantizar precios justos para los agricultores y también para los consumidores ante la baja producción 
En los últimos 15 años no se había registrado una campaña tan escasa de aceituna para aceite de oliva como la última en la que la cosecha se redujo por encima del 50% de media, y en zonas referentes por el volumen de oro líquido que produce como Jaén está caída rondó el 70%. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) realizó un análisis de la situación del mercado teniendo en cuenta la disminución de la oferta y su incidencia en el valor que podría llegar a alcanzar el producto en el mercado a corto plazo. Y es que, apuntan en Coag, «en los seis últimos meses el valor del aceite de oliva se ha incrementado hasta un 40%».

Según los datos de la Agencia para el Aceite de Oliva, procesados por Coag, « la producción de aceite hasta el 31 de diciembre se situó en las 383.000 toneladas, menos de la mitad del obtenido la campaña pasada y un 31% inferior a la media de las cuatro últimas cosechas en la misma fecha». Además, apuntó la organización «la recolección se encuentra finalizada en la mayor parte de las zonas de producción, los rendimientos grasos son inferiores a lo habitual y durante el mes de enero las toneladas obtenidas no superaron la mitad de lo producido en el mes de diciembre. Es decir, durante esta campaña difícilmente se llegará a las 550.000 toneladas, la cifra más baja desde 1994-1995. Con una cosecha tan corta resultará «complejo atender a la demanda que se ha generado en los últimos años», advierten en la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos.
Tras cuatro campañas con los precios en origen apuntaron a una media de 1,80 euros por kilogramo, por debajo de los costes de producción que se establecen en 2,4 euros, desde el pasado mes de julio se observó una tendencia alcista. Según el sistema Poolred, señalan en Coag, « los precios de las distintas categorías de aceite de oliva han aumentado en más de un euro por kilo situándose, en el caso del virgen extra, en el entorno de los 3 euros por kilo. Gregorio López, responsable del sector del olivar de Coag detalló que «el mercado situará el precio donde deba situarlo, pero los olivareros no obtendremos rentabilidad para nuestras explotaciones ya que la cosecha ha sido ruinosa y los costes fijos muy similares». Es por ello que en Coag insisten en sus demandas a las distintas administraciones medidas fiscales y financieras que sirvan para aliviar «la precaria situación económica que arrastran los olivareros: aplazamiento de la devolución de los préstamos para modernización e incorporación de jóvenes agricultores de las últimas campañas, la aplicación de un módulo cero o la exención del pago de las cuotas de la Seguridad Social del año 2013».