05 febrero, 2013

Cae la exportación de aceite de oliva y el consumo nacional

En los lineales se vende ahora aceite virgen al precio que antes se vendía el virgen extra

Los últimos datos de la Agencia para el Aceite de Oliva y los del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura confirman las previsiones: la subida de precio del aceite está ocasionando una retracción del consumo que si continúa puede ser peligrosa pues cuando se pierde mercado luego cuesta recuperarlo.
Lo cierto es que con una producción que este año puede que no llegue ni al 50% de la del año pasado, los precios del aceite vienen subiendo en origen desde finales de diciembre -ya han pasado la barrera de los 3 euros kilo y se esperan nuevos incrementos- y esta subida ya ha llegado a los lineales, donde ahora se vende aceite virgen al precio que antes tenía el virgen extra y los extra -que escasean este año- superan ya, en muchas marcas, los 4 euros/litro.
Así, según la Agencia para el Aceite de Oliva, la producción en este primer trimestre de campaña ha ascendido a 383.000 toneladas, menos de la mitad del obtenido la campaña pasada. La aceituna además ha tenido un rendimiento medio de 17,23% (-2 puntos por debajo de la campaña anterior). La comercialización total en estos tres meses ha llegado hasta 296.400 toneladas, lo que supone un descenso del -18% con respecto a la campaña anterior y del -6% en relación a la media de las cuatro últimas. La media mensual de salida de este trimestre ha sido de 98.800 toneladas, cuando el año pasado la media rozaba las 120.000 toneladas.
Las exportaciones con datos todavía provisionales para el mes de diciembre, se cuantifican en 185.900 toneladas, con un descenso del 19% con respecto a la campaña anterior y del 2% en relación a la media de las cuatro últimas campañas.
Por lo que respecta al mercado nacional la comercialización baja en un 17% a la de la campaña pasada y en un 12% respecto a la media de las cuatro campañas precedentes.
Estos datos coinciden con el Panel de Consumo alimentario del Magrama referente al mes de noviembre- que refleja una bajada del consumo de aceites en un 9,1%, como consecuencia de la fuerte caída de la compra de la variedad de oliva (-16,1%). La caída ya es una tendencia puesto que en el mes de octubre ya se produjo un fuerte descenso en la compra de aceites en general del 10,3%, debido a la caída del consumo del aceite de oliva en un 15,7%, mientras que la variedad de girasol creció un 1,0%. Asimismo, el análisis interanual diciembre 2011 a noviembre 2012 evidencia un descenso en el consumo del aceite de oliva en un 2,1%, mientras que la variedad de girasol, se mantiene estable.
La bajada del consumo tiene para algunos un aspecto positivo: el mercado se ajusta a las existencias.
Fuente:abc.es