14 enero, 2013

China se lanza a producir su propio aceite de oliva

Hace unos meses se conocía el intento de dos empresarios chinos de comercializar jamón asiático bajo la marca de 'Jabugo' un intento que fue parado 'in extremis' y se disparaban los temores ante las consecuencias de una competencia de este país a un peoducto 'bandera' de la marca España'
Era un indicio de que China puede competir en alimentación, una sector en el que España se desenvuelve muy bien incluso en crisis. Además, las continuas misiones de agricultores y empresarios que viajan desde China a diversas regiones españolas interesados en aprender nuestra manera de hacer en productos en los que España ostenta un liderazgo internacional, como el aceite de oliva, desde hace varios años parece indicar una tendencia imparable. Y ya se sabe que los empresarios y trabajadores chinos aprenden rápido.
Temores y leyendas con más o menos fundamento aparte, el interés chino por producir aceite de oliva se está plasmando ya en importantes plantaciones de modo que en un futuro no muy lejano su irrupción en los mercados internacionales puede resultar una 'amenaza' comercial para el liderazgo español.
China es el más reciente país que se incorpora a la producción de aceite de oliva como en su día hicieron Argentina, Chile o. Australia. Hace algunas décadas se viene cultivando el olivar en zonas como Gansu, Sichuan y Shaanxi, aunque más bien eran plantaciones de tipo experimental. Se sabe que en la actualidad se está introduciendo la variedad Arbequina, muy común entre el olivar español y que tiene como característica la resistencia al frío, según recoge la revista especializada Alcuza.

Los últimos datos confirman que existe actualmente un total de 136.000 hectáreas en China cubiertas, aproximadamente, por 39 millones de olivos, lo que supera a los plantados y en producción en toda la provincia de Córdoba. pero los según el movimiento que se detecta en los viveros se augura una plantación olivarera que en pocos años alcanzará los 59 millones en plena producción, lo que igualará toda la superficie olivarera de la provincia de Jaén, la mayor región productora de aceite de oliva del mundo que por si sola aporta en 20 por 100 de la producción mundial.
Al parecer las regiones olivareras chinas tienen importantes ventajas competitivas al contar con agua abundante al encontrase en áreas próximas a las montañas que deshielan en primavera, pero también parece que se está incorporando a los cultivos el sistema de riego por goteo.
Sin embargo la gran ventaja del olivar chino está en el bajo coste de la mano de obra, que se aproxima a 20 euros al mes por persona. una competencia imposible de vencer. Así las cosas se calcula que en 10 í 12 años China podría ostentar la hegemonía mundial en el mercado del aceite de oliva que ostenta España.

Un problema añadido
  Este auge del aceite de oliva en China coincide con un momento crítico de la producción española que está viviendo una particularmente mala cosecha a consecuencia, sobre todo, de la sequía sufrida la pasada primavera de la que la mayor parte de los olivos no se ha recuperado.
Sigue:elmundo.es